Para muchos de los habitantes de esta localidad, ni cuando la caída del río Zaza, el pueblo se vio tan solo y abandonado.

Para muchos de los habitantes de esta localidad, ni cuando la caída del río Zaza, el pueblo se vio tan solo y abandonado.

En Zaza del Medio en Sancti Spíritus, ni los perros deambulan por las calles, debido a la llegada del coronavirus se vieron obligados a aislarse por el impacto de la pandemia.

Para muchos de los habitantes de esta localidad, ni cuando la caída del río Zaza, el pueblo se vio tan solo y abandonado.

La llegada del Covid-19, con el primer paciente contagiado en Sancti Spíritus, se propagó tan rápido que convirtió a Zaza del Medio en uno de los focos del rebrote del virus, con 13 casos confirmados hasta el martes pasado.

Los vecinos de Zaza del Medio, a pesar de la cercanía de la enfermedad, siguen compartiendo hábitos con sus allegados lo que los hace aún más vulnerables al Covid-19.

Una habitante de nombre Mirlaine Rodriguez Díaz, sintió el miedo de enfrentarse al coronavirus después de que sus vecinos resultaron positivos por la enfermedad.

“Sentí mucho temor, figúrate, son los vecinos de nosotros, entonces mi esposo empezó con síntomas, a él lo llevaron para el Hospital de Rehabilitación en Sancti Spíritus y a mí, para un centro de aislamiento en Taguasco”.

Mirlaine Rodriguez Díaz

La mujer afirmó, que después de salir negativo en la prueba PCR tanto ella como su esposo pudieron regresar a su casa.

En el barrio Miguel Coyula surgió la primera área de restricción en Zaza del Medio

Desde que se desató el primer contagio en el barrio Miguel Coyula. En las calles Miguel Coyula, Marta Abreu y Maceo surgió la primera área de restricción que involucra a más de 400 pobladores.

Por su parte, una habitante licenciada en enfermería de nombre Zoraida Oviedo García, no para en ayudar a realizar las pesquisas para descartar cualquier contagio nuevo en su barrio.

“La primera pesquisa fue fuerte, mucho interrogatorio, observación y hasta tocar al paciente, casi me vuelvo doctora aquel día; a partir de ahí, junto a la especialista en Medicina General Integral María de los Ángeles Pérez, la hacemos diariamente para detectar cualquier sintomatología”.

Enfermera Zoraida Oviedo García.

En esta localidad, el miedo a que el Covid-19 se siga esparciendo es cada vez más grande, pero aun así tienen la total fe de que esta pesadilla pronto acabara.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.