Yunior García desde España: ‘La única vía que tenía para que no me silenciaran era salir de Cuba’

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba / España
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

‘Lo que ha ganado es el terror que han implantado ellos. Pero hay que preguntarse cuánto tiempo puede ganar ese terror’, comentó desde España.

Primeras declaraciones de Yunior García Aguilera tras salir de Cuba. DDC

Yunior García Aguilera reconoció que salir de Cuba el martes pasado para viajar a España fue «una decisión personal» y que lo hizo para evitar ser silenciado por el régimen cubano. «La única vía que tenía para que no me silenciaran era salir de Cuba», dijo en diálogo con el cineasta cubano Ián Padrón a través de su canal de YouTube.

«Lo que ha ganado es el terror que han implantado ellos. Pero hay que preguntarse cuánto tiempo puede ganar ese terror», afirmó el dramaturgo y coordinador de la plataforma cívica Archipiélago, que convocó a la Marcha Cívica por el Cambio en Cuba del 15N, sofocada por el régimen bajo una feroz represión.

García Aguilera, quien se encuentra en un lugar de España que no precisó, acogido por amigos con los que permanecerá un tiempo, reconoció que «la decisión fue tomada ese mismo día 14. Quizás no era el mejor momento para tomar decisiones», indicó, en referencia al hostigamiento de su vivienda por turbas paramilitares, que le impidieron salir a manifestarse en solitario, como había anunciado.

«Había acudido a la Embajada española para solicitar visa en vistas de que me detuvieran», comentó. «Si mi única arma ha sido siempre la palabra, tenía que encontrar la vía de defender esa palabra».

Acerca de las posturas de varios de sus seguidores, que le recriminan por abandonar la Isla, reconoció que acababa de tener «un diálogo difícil con el resto de los miembros de Archipiélago. Entiendo que esta decisión nuestra es una decisión difícil».

García Aguilera señaló que el domingo 14, bajo asedio desde el amanecer en su vivienda, comprendió que «no estaba preparado para eso», pese a haber enfrentado otros episodios de represión violenta.

«En este caso estaba mi familia presente, era mi casa. (…) Los últimos días han sido quizás más difíciles de lo que podría prever. Cuando se tiene una situación de incomunicación por tanto tiempo (…) entras en un estado en el que empiezas a preocuparte no por tu vida, sino por cómo enfrentar esa vida con dignidad».

Indicó que la única persona de su edificio que participó en el acto de repudio en su contra fue el presidente del CDR. «No había gente de allí, incluso reconocí rostros del 11J frente al ICRT, al parecer el mismo equipo que usan para estas cosas».

Según apuntó, su exilio «no significa que vaya a renunciar a mis ideas, a mis principios, a mis objetivos (…) pero fueron momentos que te cambian la vida. Cuando experimentas cosas que solo puedo comparar con el fascismo empieza una rabia dentro de ti que es muy humana».

«No creo que ningún otro cubano tenga que morir para saber lo que hay en Cuba: una dictadura tiránica», dijo, y subrayó que aunque sabe que muchas personas han dejado de creer en él «el reto de los cubanos es dejar de esperar por otras personas, por un Mesías».

Ahora se propone, comentó, «ser útil, intentar aportar y luego regresar a mi país», así como concentrarse en trabajar por la liberación de los activistas de Archipiélago detenidos, sobre varios de quienes «no sabemos nada».

Asimismo, anunció que el jueves hará declaraciones. «Voy a contarlo todo. Va a ser un día muy importante».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.