Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

Van tres ‘canciones respuesta’ del régimen cubano a ‘Patria y Vida’. Los cubanos temen que la principal víctima de esa obsesión sean sus tímpanos.

Evolución. LAUZÁN

En su obsesión por responder a «Patria y Vida», las autoridades cubanas no cesan de agobiar a la población con «canciones» que, a diferencia de la pieza de Yotuel, Gente de Zona, Descemer Bueno, Maykel Castillo (Osorbo) y El Funky, provocan repudio y burla.

¿Hasta dónde llegará el régimen en su anhelo por anular las críticas que le hace una canción que hoy ya es un himno en Cuba? Por lo visto hasta ahora, el Gobierno no piensa escatimar siquiera incurrir en el ridículo. 

Aparte de lanzar insultos racistas y descalificaciones de todo tipo contra sus intérpretes, hasta la fecha el Gobierno ha lanzado tres piezas musicales para ripostar a «Patria y Vida»: «Patria o muerte por la vida», «Convicción» y «Patria y amor».

La primera es ya un éxito del despropósito: el tema de Raúl Torres devino en un plebiscito virtual en torno al apoyo al régimen en el canal de YouTube del sitio oficial Cubadebate. A cuatro días de su estreno allí y en la televisión oficial, supera los 85.000 «No me gusta» y apenas 6.300 «Me gusta», con alrededor de 730.000 visualizaciones.

«Por sonidos como este fue que cerraron la Embajada de EEUU en Cuba», ironizó Aldo Hernández en uno de los más de 32.000 comentarios dejados en el foro. Al tema le llueven memes satíricos y las consideraciones en redes sociales sobre su contenido y videoclip son muy duras. 

La debacle de «Patria o muerte por la vida» hizo que incluso Google la premiara con un título nada halagüeño. En una búsqueda simple bajo los términos «la peor canción de 2021», y que se apoya en la cantidad de votos negativos en YouTube, el buscador más usado del mundo devuelve precisamente el tema, producido por el Gobierno cubano.

También «Convicción», de la autoría de Reinaldo Echemendía Estrada, director del Ballet Folclórico de Camagüey, producido en ese territorio e interpretado por músicos locales, recibe fuertes críticas.

«Patria o Muerte no es morir, sino anunciarle al Imperio por toda la vida que morir por la patria es vivir», reza la letra de la canción. 

«Cuántas canciones piensa hacer esta gente. Señores, ya el papelazo está hecho», apuntó en el foro del canal de YouTube de la Dirección de Cultura Provincial de Camagüey, donde fue subido, Yaniel Armando Navarrete Blanco.

«Que triste ver a esa gente ahí. Cumpliendo con una tarea. Se les nota en la mirada, no veo entusiasmo ni sentimiento en esos artistas, veo una ejecución de oficio. Veo un profundo pesar. El arte debe ser provocador, transmitir vida, no debe parecer un matutino. Eso parece una tribuna abierta. Lamentable», escribió el artista visual Wilmar Verdecia.

Finalmente, «Patria y Amor», un video compartido hace una semana en su canal de YouTube por la Casa de la Décima de Mayabeque e interpretado por niños, provocó la estupefacción de los internautas.

«No se puede caer más bajo, manipulando a niños inocentes. ¿Dónde están los padres que permiten que utilicen a sus hijos para eso? Les han arruinado el futuro», lamentó Yaima Triana en el foro.

«Mi historia no es historia mercenaria, pagada con monedas de dolor. Mi historia se escribió en la lucha diaria, izando la bandera del honor», dice el coro del tema, escrito por Lázaro Palenzuela, y que reitera la narrativa del régimen para criminalizar a los intérpretes de «Patria y Vida». Este pasa de los 5.200 «No me gusta» y apenas reúne tres centenares de «Me gusta».

«A este ritmo el Gobierno nos va a acabar con los tímpanos. ¡Y le echarán la culpa a Yotuel!», bromeó Israel Saavedra en uno de los foros.

En cambio, «Patria y vida», que pasa de 3 millones de reproducciones en YouTube, suma más de 180.000 «Me gusta» y unos 6.100 «No me gusta». 

La canción, que reclama un cambio político en Cuba, sonará este sábado a todo volumen en una caravana de automóviles que recorrerá Miami para apoyar al movimiento que ha generado. Y en la Isla, pese a detenciones, actos de repudio y vandalismo en contra de quienes escriben «Patria y Vida» en las fachadas de sus casas o la reproducen a todo volumen, la canción es ya un arma de lucha más para quienes exigen un cambio.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Share This
A %d blogueros les gusta esto: