Yeilis Torres Cruz: 30 días presa tras ser agredida por vocero de la dictadura Humberto López

  • Categoría de la entrada:Cuba / Habana
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Tras lo ocurrido y resguardada, Yeilis Torres volvió a transmitir para denunciar públicamente a Humberto López y mostrando las lesiones provocadas en su cuerpo.

Activista cubana Yeilis Torres / Facebook

Ha transcurrido un mes desde que la dictadura cubana encarceló a la exfiscal cubana y activista, Yeilis Torres Cruz, luego de que fuese brutalmente agredida por el vocero del régimen, Humberto López. Torres Cruz fue citada y luego detenida por los agentes represivos cubanos, manteniéndola actualmente en el cuartel general del Departamento Técnico de Investigaciones, en 100 y Aldabó, de la provincia de La Habana.

El abogado independiente, Edilio Hernández, indicó en una reciente entrevista con Radio y TV Martí, que a todas luces, se trató de una detención arbitraria “desde todo punto de vista”, debido a que no existe basamento legal alguno para la arremetida contra Yeilis Torres Cruz.

“Este señor ni es funcionario público, ni agente del orden, ni pertenece a ningún órgano del Estado y si lo fuesen a considerar como tal, no estaba en funciones”, dijo el abogado en la entrevista.

Torres Cruz, quien además es activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), había encarado a Humberto López en la calle, transmitiendo en vivo el momento del encuentro, que fue muy breve debido a la violenta arremetida de López. Luego ella denunció haber sido golpeada, arrastrada por el suelo y prácticamente haber quedado desnuda, mientras López la fotografiaba. El vocero del régimen habría recibido apoyo de terceros, como denunció la activista y como admitieron posteriormente algunos implicados “con orgullo”.

Agredida por el vocero oficialista Humberto López el pasado sábado, 8 de mayo, la activista se enfrenta al presunto delito de “atentado”. Foto: Composición

Tras lo ocurrido y resguardada, Yeilis Torres volvió a transmitir para denunciar públicamente a Humberto López y mostrando las lesiones provocadas en su cuerpo. La respuesta de la dictadura fue el asedio en su casa bajo presencia de agentes de la Seguridad del Estado.

Humberto López se encontraba como un ciudadano más, y también Yeilis Torres Cruz. La diferencia que otorga la (in) justicia de Cuba, es un manto protector para todo aquel “revolucionario” para poder delinquir, maltratar física y verbalmente a una mujer, sin temor a consecuencias y por el contrario, con la convicción de que la víctima será acusada como victimaria. En favor de la activista se interpuso el pasado 13 de mayo un recurso de Habeas Corpus que le fue negado.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.