Ya ni el pan es pan: el Gobierno de Cuba explica ‘retrasos financieros para el pago del trigo’

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Los inspectores reconocen la mala calidad del producto por la harina de maíz.

Un panadero cubano en La Habana. CAPTURA/CANAL CARIBE

El Ministerio de la Industria Alimentaria de Cuba (MINAL) justificó la introducción de la harina de maíz en la elaboración del pan para la venta liberada por «retrasos financieros para el pago del trigo», entre otras causas. La Empresa Cubana del Pan cubre la escasez de la harina de trigo con la harina de maíz, calabaza y yuca.

Según el director general de política industrial del MINAL, Diorgys Hernández Díaz, «han existido retrasos financieros, en momentos determinados, por la disponibilidad financiera para el pago de los barcos de trigo que arriban a nuestro país».

Las otras causas, según Hernández, son las «roturas de los barcos que traen el trigo al país, la falta de disponibilidad en los mercados que tradicionalmente Cuba compra el trigo y que en esta época del año se acumula más cantidad de trigo para enfrentar la temporada ciclónica».

Los directivos del MINAL dijeron a la televisión estatal que «no existen afectaciones para el pan normado, que se continúa elaborando con harina de trigo«.

Aunque cubanos no opinaron de la mala calidad del pan, el MINAL reconoció los problemas del producto. 

«El pueblo opina que el aspecto del pan es desagradable, que las partículas de maíz que aparecen en la superficie del mismo hacen rechazo de la población (sic), que el pan tiene un sabor amargo y en ocasiones llega a ser ácido», dijo María de los Ángeles del Rey Batista, directora de inspección del MINAL. 

Además de la introducción de un 20% de harina de maíz en la fórmula del panel Gobierno de La Habana anunció que desde esta semana reduce un 30% la producción del pan para la venta liberada y disminuye en un 50% la entrega de harina de trigo, producto que la Isla importa, a la red gastronómica y a los organismos estatales.

Al respecto, la televisión estatal no hizo ninguna mención. 

La escasez de harina de trigo afectará la producción de pan, galletas dulces y saladas al menos hasta julio en La Habana. También en Santiago de Cuba se cambió la receta del pan.

«El almuerzo de muchos ancianos es un pan con lo que aparezca, y eso nadie me lo cuenta, lo veo todos los días. Gente que por el pan es por lo único que no se han muerto literalmente de hambre«, dijo Dailin Arencibia, una residente en La Habana, a DIARIO DE CUBA.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.