Washington: No hay fecha fija para la reapertura de la embajada de EEUU en Cuba

Mientras ‘se mantiene un plan apropiado de seguridad’, EEUU explora ‘opciones’ para la reanudación de los servicios consulares en La Habana.

Embajada de EEUU en La Habana. EFE

El Gobierno de Estados Unidos dijo el miércoles que aún no cuenta con fechas concretas para retomar los servicios consulares para ciudadanos cubanos desde su embajada en La Habana, suspendidos desde 2017, aunque reconoció que explora «opciones» al respecto, reportó EFE.

Así lo indicó en un comunicado un portavoz del Departamento de Estado al ser preguntado por la agencia española por la posibilidad de reapertura de la actividad consular en la capital cubana.

«La Administración se comprometió a explorar opciones para asegurar el personal apropiado en la embajada de Estados Unidos en La Habana para facilitar las relaciones diplomáticas y con la sociedad civil, así como a ofrecer servicios consulares, mientras que se mantiene un plan apropiado de seguridad«, señaló esta fuente, que pidió el anonimato.

Entre las opciones consideradas, dijo, se «incluye el envío de trabajadores temporales o de largo plazo«.

Sin embargo, aclaró que «en este momento» no hay «cambios específicos que anunciar».

Hace una semana, Brian A. Nichols, el jefe del Departamento de Estado para América Latina, afirmó en una comparecencia en el Congreso que se estarían enviando funcionarios consulares temporales a La Habana «en un futuro no muy distante», lo que ha despertado la expectación en la Isla.

Washington redujo al mínimo el personal de su embajada en La Habana y desvió los servicios consulares a terceros países después de que en 2017 varios diplomáticos sufrieran unos misteriosos «incidentes de salud», bautizados como «Síndrome de La Habana», que desde entonces se han extendidos a otros países y cuyos motivos aún no han sido aclarados.

A raíz de ese cierre los acuerdos bilaterales existentes para la concesión de visados a ciudadanos cubanos y el programa de reunificación familiar se encuentran prácticamente paralizados.

Tras su llegada a la Casa Blanca en enero de 2021, el presidente estadounidense Joe Biden declaró que iniciaría una revisión de las políticas previas respecto a Cuba aplicadas por su predecesor, Donald Trump (2017-2021).

Sin embargo, Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional de Biden, afirmó en noviembre pasado que las «circunstancias cambiaron» en la política hacia Cuba tras las protestas del 11 de julio que fueron duramente reprimidas por las autoridades.

Ese día, miles de cubanos salieron a las calles de forma espontánea para reclamar más libertades y un cambio político en unas protestas que se saldaron con centenares de detenidos. 

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%