Washington impone nuevas sanciones a Cuba y otros países para impedir que accedan a tecnología estadounidense

Anuncios

Rusia, China, Venezuela e Irán también reciben sanciones.

El secretario del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, Wilbur Ross. EMBAJADA DE EEUU

Washington anunció este jueves más controles vinculados a tecnologías estadounidenses y otras actividades llevadas a cabo por particulares para prevenir que, en última instancia, la industria de Inteligencia militar de Cuba, China, Rusia, Venezuela e Irán pueda obtener beneficios.

Asimismo, según un comunicado emitido por el Departamento de Comercio estadounidense, también se endurecerán los controles para evitar que ciudadanos del país apoyen programas de armas de destrucción masiva no autorizadas, incluidos los sistemas de lanzamiento de armas e instalaciones de producción de las mismas, reportó Europa Press.

«Asegurar agresivamente la cadena de suministro de la Tecnología y Servicios de Información y Comunicaciones (ICTS) protegerá a los ciudadanos y empresas estadounidenses de las vulnerabilidades que podrían socavar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de su información personal o datos sensibles por parte de adversarios extranjeros malintencionados y de aquellos que desean hacer daño al país», afirmó el secretario del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, Wilbur Ross.

Las nuevas regulaciones, que también impactarán en compañías de Corea del Norte y Siria, se centrarán en la intermediación en la venta de artículos de origen extranjero o la prestación de servicios de mantenimiento, reparación o revisión.

Además, el Departamento de Comercio amplió el requisito de licencia para exportaciones, reexportaciones y transferencias -en Estados Unidos- para usos de inteligencia militar en China, Rusia y Venezuela, más allá de los artículos enumerados sujetos al uso final militar existente y al usuario final.

De forma paralela, el país norteamericano está revisando los controles de uso final relacionados con armas químicas y biológicas, los sistemas de cohetes y vehículos aéreos no tripulados.

«No podemos permitir que las organizaciones militares y de inteligencia extranjeras de nuestros adversarios en China, Cuba, Rusia, Venezuela e Irán y otros países que apoyan el terrorismo se beneficien de la tecnología de Estados Unidos o sus servicios para llevar a cabo sus actividades desestabilizadoras», afirmó Ross.

«Debemos asegurar nuestros controles para prevenir que estadounidenses, sea donde sea que estén radicados, apoyen actividades relacionadas con los programas de armas de destrucción masiva no autorizadas en todo el mundo», agregó, destacando que este movimiento fortalece la seguridad nacional de Estados Unidos.

La norma anunciada en el día de hoy entrará en vigor a los 60 días de su publicación, y el Departamento de Comercio se comprometió a emitir una regla posterior en la que considerará y responderá a los comentarios adicionales que reciba.

El pasado 11 de enero la actual Administración estadounidense anunció también la inclusión de Cuba en el listado de países que patrocinan el terrorismo, lo que supone una de las sanciones más duras adoptadas por Washington contra La Habana en los últimos cuatro años. 

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.