Vuelven las enormes filas para obtener combustible en La Habana

  • Categoría de la entrada:Cuba / Habana
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El desastre del sistema económico cubano provoca escasez en todos los insumos

En el año 2019, las enormes filas para obtener combustible tanto en la capital como en el resto del país, fueron la imagen cotidiana de la enorme crisis en el abastecimiento de petróleo que sufrió Cuba en aquel momento.

Lo que se denominado “período coyuntural” para otorgarle un matiz momentáneo o de temporalidad a una crisis sistémica y estructural en todos los órdenes, parece estar de vuelta en la versión del combustible.

Ya no son las filas para conseguir alimentos, medicinas o cualquier otro insumo básico, sino también el combustible.

Varios internautas han evidenciado en las redes sociales las largas filas de automóviles cerca de las gasolineras, una situación que hasta el momento no ha contado con ninguna explicación por parte de las autoridades.

Un usuario nombrado Leo 27N mostró la cola de automóviles aledaños al Cupet de 31 y 18 en el habanero municipio de Playa, la cual abarcaba varios cientos de metros y horas de espera bajo el sol para los conductores.

Cupet de 31 y 18 en La Habana. (Foto: Leo27N-Twitter)

La situación se complica a tal punto, que incluso algunos internautas han comenzado a utilizar grupos de Facebook -destinados a averiguar por la venta de productos en MLC- para comentar o preguntar sobre la disponibilidad de combustible en determinadas gasolineras.

Durante el 2019, Miguel Díaz Canel culpó de la escasez de combustible a las sanciones de EE.UU. contra empresas que lo transportaban desde Venezuela hasta Cuba.

La situación de crisis se mantuvo -con altas y bajas- hasta febrero de 2020, con sistemáticos reportes de déficit de combustible en las gasolineras de la capital y también en otras provincias del país, como Santiago de Cuba.

A partir de marzo, las severas restricciones de movilidad impuestas a nivel nacional por la pandemia de coronavirus, redujo al máximo durante varios meses la circulación de vehículos en el país.

Ahora, en medio de la peor crisis en las tres últimas décadas, sobre todo en el sector alimentario, con un país con una economía prácticamente detenida debido al impacto de la Covid-19, da muestras de retornar, también, la crisis de combustible y la congestión de las gasolineras.

Contradictoriamente, el Gobierno cubano ordenó el fin de semana pasado el despliegue de una caravana de botes para protestar contra el bloqueo estadounidense, acción duramente criticada en redes por tratarse de un gran desperdicio de combustible, recurso que escasea desde hace décadas en el país.

Semanas atrás había convocado a una caravana de automóviles por todo el malecón capitalino, hecho que igualmente provocó la indignación de gran parte de la ciudadanía al ver no solo el irrespeto a las rigurosas normas que el oficialismo aplica a conveniencia para combatir al COvid-19, sino como se malgastan los pocos recursos con que cuenta el país en estos momentos.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.