Equipaje en aeropuerto cubano

Los cubanos radicados en el exterior han retomado los vuelos a Cuba. Una de las experiencias más estresantes sigue siendo hacer la maleta, especialmente ante el temor de pasarte en el peso y que en la Aduana te la revisen.

“Que no me toquen la maleta” es el deseo más profundo de todo el que viaja a Cuba, como si en ese paquete de 30 kilos le fuera la vida.

Tal como están las cosas en la isla, todo lo que pones en el equipaje es importante. Todo cuenta, desde la pasta de diente hasta las chancletas. Nada puede quedarse y a veces la lista falla.

Hay 5 cosas que en tiempos de coronavirus no pueden faltar en una maleta a Cuba.

1. Gel hidroalcohólico

“Aguja sabe lo que cose y dedal lo que empuja”. Es decir, cada quién sabe lo que hace, pero ¿de verdad crees que resuelves algo cargando dos litros de gel hidroalcohólico? Lleva el que necesitas usar en el tiempo que estés en la isla y poco más.

Me atrevería a asegurar que tu familia resistió esta crisis sin usar ese producto, porque no se vende en las tiendas cubanas y cuando lo encuentras tiene un precio tan alto que está fuera de las prioridades. Te agradecerán más dos litros de gel de ducha que, puestos a ver, también sirven para combatir el virus.

2. Medicamentos

No hay ni una aspirina en Cuba. No es un cuento de camino, simplemente no hay. Están en falta todos los medicamentos. Aquí es donde tendrás que sacar ese cariño que sientes por tus seres queridos y gastarte lo que tienes y parte de lo que no tienes, comprando pastillas.

No pierdas tiempo preguntando: “¿Tienes aspirina mami?”. La respuesta es siempre la misma: “Sí, mi hija, no te preocupes que aquí hay de todo. Solo hace falta que vengas tú”. Luego sales por la puerta del aeropuerto, pides una aspirina y te dice: “Bueno, están en falta hace meses cuando lleguemos a la casa te hago un tilo”.

3. Alimentos deshidratados y suplementos vitamínicos

No vas a Suiza. ¡Tú vas a Cuba! Mete en cada rendija de ese equipaje un paquete de sopa instantánea, refrescos en polvo, bolsas de leche, chocolate, huevo deshidratado, lo que sea.

A las 8 de la noche, cuando te pares frente al refrigerador, verás que lindo se refleja el amarillo del sobre de sopa que reposa en la meseta. Tendrás algo caliente y rápido para comer.

En este punto de alimentos deshidratados puedes incluir pasas, frutos secos y especialmente suplementos vitamínicos que ayudarán a los tuyos a tener una dieta más equilibrada e incorporar nutrientes que no aportan las comidas en Cuba.

4. Utensilios para comer en la calle

Las medidas de higiene impuestas por la crisis del coronavirus son estrictas, pero seamos honestos, basta caminar dos horas por cualquier ciudad cubana para notar que la insalubridad está por doquier.

Si comes en lugares públicos, lo mejor será llevar tus propios cubiertos y un vaso, los hay plegables que ocupan poco lugar. ¿Qué te da vergüenza? Más vale precaver que tener que lamentar, especialmente si viajas con niños.

También para la playa muchas personas recomiendan llevar una toalla o pareo grande extra, para marcar una distancia de seguridad con los vecinos en la arena.

5. Las mascarillas

La mascarilla o nasobuco es de uso obligatorio en los lugares públicos de todo el país. Así que, si no quieres terminar usando un trapito enclenque, lo mejor es que crees un espacio en la maleta y lleves tus mascarillas.

Los expertos recomiendan evitar los viajes hasta que se apruebe alguna de las vacunas contra el coronavirus. Sin embargo, muchos cubanos sienten la necesidad de estar junto a sus familiares y apoyarlos en esta dura etapa.

Si preparas un viaje a Cuba que no falte lo imprescindible en tu equipaje. Si vuelves a volar protégete y disfruta de las cosas buenas. No dejes que te quiten ni la maleta, ni la vida.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.