La fórmula presidencial Trump-Biden ganó en el estado de la Florida, donde reside la mayoría de la comunidad de exiliados cubanos y sus descendientes

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, envió este martes en medio de la vorágine electoral, un mensaje de esperanza y libertad al pueblo de Cuba a través de las ondas de Radio y Televisión Martí.

“Veremos en nuestro tiempo un amanecer de libertad en la isla de Cuba”, dijo Pence en una entrevista en exclusiva con el periodista Tomás Regalado.

“Será un testimonio de la resistencia, la fuerza, las oraciones y el coraje del pueblo cubano”, pero también, según Pence, un testimonio a favor del presidente Donald Trump, quien “se mantuvo firme” con los cubanoamericanos para defender la libertad en Cuba.

“Cuando Joe Biden era vicepresidente, la política era de apaciguamiento”, dijo Pence al afirmar que en los próximos cuatro años la administración Trump seguirá presionando a los militares cubanos.

Con ese apaciguamiento, no se ganó nada, dijo Pence. “No hubo ningún avance por la libertad o la liberación de presos políticos”, argumentó.

El vicepresidente dijo que su Gobierno se mantendrá firme hasta obtener la libertad de Cuba y de Venezuela.

“Bajo el liderazgo del presidente Trump, fuimos la primera nación en la Tierra en reconocer a Juan Guaidó como el único presidente legítimo de Venezuela”, subrayó Pence.

El vicepresidente también comentó que el presidente Trump no es un “fanático de los enredos en todo el mundo”, pero siente que “tenemos la obligación especial de apoyar a las personas amantes de la libertad” en el continente americano.

La fórmula presidencial Trump-Biden ganó en el estado de la Florida, donde reside la mayoría de la comunidad de exiliados cubanos y sus descendientes.

Apenas asumió la presidencia hace cuatro años, Donald Trump se centró en el voto latino en la Florida. Una encuesta de NBC News reconoce que alrededor del 55% del voto cubanoamericano en ese estado fue al republicano, mientras que el 30% de los puertorriqueños y el 48% de “otros latinos” también lo respaldaron.

El presidente mejoró mucho su apoyo en Miami-Dade, pasando de 333 mil 999 votos en 2016 a unos 529 mil votos este año.

El triunfo de Trump en Miami-Dade es fruto de una siembra constante en ese condado. Los venezolanos exiliados vieron eufóricos cómo, a menos de un mes en el cargo, el republicano tuiteó una foto suya en la Casa Blanca con Lilian Tintori, esposa de un destacado líder de la oposición en Venezuela encarcelado en ese momento.

Desde entonces Trump, el vicepresidente Mike Pence y otros funcionarios de la administración han hecho constantes viajes a Florida para hacer discursos políticos.

Sobre la política de Barack Obama hacia el régimen de Cuba, el presidente Trump también anunció su reversión en el barrio la Pequeña Habana de Miami, ante una multitud llena de cubanoamericanos. El entonces asesor nacional de seguridad John Bolton viajó dos veces a Miami para anunciar sanciones contra lo que denominó “la troika de la tiranía”: Cuba, Venezuela y Nicaragua.

La comunidad cubana es la mayor entre los votantes latinos en Miami-Dade, y también tienen una fuerte tasa de participación, con un 58%, en comparación con otros grupos.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.