Vecinos de La Habana Vieja salvan a dos adolescentes de un asalto con cuchillo a plena luz del día

Es el tercer asalto en el barrio en una semana, por lo que los vecinos creen que en la zona opera una banda.

El presunto ladrón (izq) detenido por la Policía. D. GONZÁLEZ OLIVA DIARIO DE CUBA

Vecinos de una cuartería de La Habana Vieja salvaron este viernes a dos adolescentes, asaltadas a plena luz del día y cuchillo en mano por un hombre que quería robarles sus teléfonos celulares.

El suceso ocurrió en la calle Monte entre Águila y Revillagigedo. Las adolescentes, que estudian en el preuniversitario José Martí, regresaban a sus casas tras salir de clases, cuando fueron interceptadas por el agresor, quien se les acercó con el pretexto de preguntar una dirección.

Cuando las estudiantes le indicaban el camino, el delincuente agarró a una de ellas, sacó un cuchillo y se lo puso en el estómago, obligando a ambas jóvenes a entrar en el pasillo de entrada de una ciudadela, y exigiéndoles que le entregaran los teléfonos.

Raudel González, residente en la ciudadela, se percató de lo que ocurría y salió en defensa de las adolescentes. Otros vecinos se le unieron y consiguieron desarmar al delincuente, a quien golpearon y retuvieron para entregarlo a la Policía.

«Yo estaba saliendo de mi casa, cuando veo que tres personas, que sabía que no eran del pasillo, iban entrando; pero veo al delincuente con un cuchillo, amenazando a las chiquitas, y a una de ellas llorando y en un temblor. Ahí es que me doy cuenta de que el tipo les quería hacer daño. Asere, yo tengo hija, madre, hermanas, y nada más me imaginé que se lo estaban haciendo a ellas y le partí para arriba al tipo», dijo Raudel González, el vecino que descubrió al asaltante.

«Imagínate, cuando la gente me vio enredado con el bandido ese, ya tú sabes, empezó a salir todo el pasillo para afuera. Salió el Tato, salió el Gambao, el Tisa, y entre todos lo que le pusimos fue… ya tú sabes, hasta que llegó la Policía», añadió González.

Cuba vive una ola de robos y asaltos violentos desde hace meses, impulsada por la inflación que han provocado el llamado reordenamiento monetario y la aguda crisis económica. Residentes en el barrio aseguraron que el asalto que sufrieron las adolescentes es el tercero con características similares en una semana, lo que les hace pensar que en la zona está operando una banda criminal.

«Este es el tercero en la semana. Hace nada más tres días que aquí, en la misma calle Monte, asaltaron a una señora mientras esperaba una máquina para viajar hacia el municipio La Lisa. Le arrebataron el teléfono de la mano y le metieron un empujón«, dijo Lidia, vecina de la zona.

«Lo que tienen es que dejárselo al pueblo, para que el pueblo lo termine de despingar todo», gritaba una mujer mientras la Policía se llevaba al hombre que asaltó a las adolescentes.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%