Vandalizan el hogar en Cuba de boxeador cubano que escapó del régimen

Foto: Redes Sociales

El hogar en Cuba del boxeador cubano Ermes Orta amaneció vandalizado, en la casa donde vive su mamá sola rayaron las paredes y dejaron restos de animales muertos en el piso. El joven cubano de solo 20 salió hace solo unos meses de la isla por las constantes presiones de la seguridad del Estado.

El periodista Javier Díaz denunció “así dejaron la casa del joven boxeador cubano Ermes Orta en Cuba. El joven llegó a Miami y a través de sus publicaciones en redes sociales y entrevistas que ha concedido a medios de comunicación el régimen intenta silenciarlo”.

También el reportero Rolando Nápoles expuso el incidente “así amaneció este domingo la casa donde vive sola la madre del boxeador de solo 20 años, Ermes Enrique Orta, quien participó y fue a juicio por el 11JCuba en Sancti Spíritus. A Ermes lo chantajearon con la prisión para que se fuera de Cuba. Llegó a Miami hace solo dos meses”.

Ermes Orta fue acusado de asociación para delinquir y desacato aunque no se manifestó el 11de julio de 2021. Él junto a otros jóvenes fueron encarcelados por reunirse en una casa a conversar de los hechos del 11 de julio.

En entrevista con 14ymedio el joven explicó “basándose en videos y audios privados, los acusaron de asociación para delinquir y desacato; tres de ellos fueron procesados y sentenciados a penas de prisión: Leodán Pérez Colón, a 5 años; Yoanderley Quesada, a 2 años, y Yoel Castillo, a 1 año y 8 meses. Los demás fueron liberados poco a poco durante las semanas posteriores y, después, declararon en el juicio, celebrado el pasado 18 de enero”.

Orta dijo que las autoridades buscaron dar un escarmiento al pueblo espirituano porque ninguno de ellos “cometió ningún delito”.

Ermes relató las duras semanas encarcelado y cómo uno de sus amigos intentó suicidarse en aquel sitio. Él, por su parte, se intoxicó en varias ocasiones porque los fumigaban con cloro a pesar de haber comunicado que era alérgico.

Tras salir de la cárcel gracias a la intervención de su padre abogado, la vida del joven fue aun peor.

«Uno aguanta la cárcel, pero cuando sales, los padres de los amigos te piden que no los vayas a ver más. Luego, como en Cuba ningún negocio es limpio, la gente con la que trabajas te dice: ‘no vengas más aquí que me vas a marcar’. Y uno tiene que entender», contó.

Las presiones de la Seguridad del Estado fueron en aumento “como único te vamos a dejar tranquilo es si te vas”, reveló el joven que le dijeron.

Entonces su hermano en Estados Unidos comenzó a gastar gran cantidad de dinero para poder ponerlo a salvo de esa situación, logrando sacarlo de Cuba en varios vuelos.

Orta ha tenido la valentía de hablar con la prensa independiente sobre todo lo que vivió señalando las injusticias: 

«Lo que pasó en Sancti Spíritus con nosotros y con los que siguen presos fue una injusticia. Después del 11J Cuba se ha puesto mucho peor y ellos lo sabían. Por eso le dieron un destape a la válvula. Pero la gente ya no tiene miedo, porque tiene hijos y no quieren lo mismo para ellos».

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%