Vacaciones forzadas, reubicación laboral y teletrabajo: los apagones impactan a los trabajadores cubanos

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social quiere ahorrar energía, pero no explica cómo hacer teletrabajo durante un apagón.

Calle Industria en La Habana. DIARIO DE CUBA

La grave crisis energética que sufre Cuba obligó al Gobierno a anunciar medidas que impactarán a los trabajadores estatales y supondrán una loza para muchos cubanos que dependen de los salarios que perciben por tales empleos.

De acuerdo con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTTS), las disposiciones buscan ahorrar energía y vendrían a adoptar variantes para que los empleados no asistan a los centros laborales como son el trabajo a distancia y el teletrabajo, el trabajo en el terreno, las vacaciones, ajustes en el horario e, incluso, la reubicación laboral.

La norma no explica cómo realizar el teletrabajo si los cortes de energía son diarios y se extienden durante más de diez horas.

El MTTS incluyó en las medidas a adoptar la interrupción laboral, o suspensión de un trabajador por tiempo indefinido, aunque aclaró que ello «debe aplicarse como última opción, cuando no puedan emplearse ninguna de las alternativas anteriores», citó la estatal Agencia Cubana de Noticias.

Los trabajadores que no puedan ser reubicados tendrán derecho a una garantía salarial equivalente al 100% de su salario básico diario durante un mes, agrega la disposición.

La ministra Marta Elena Feitó Cabrera señaló que los directores de las empresas estatales son los responsables de adoptar la medida que estimen conveniente en cada caso, aunque ello no será admisible en caso de que se apruebe la reducción de las jornadas de trabajo.

Según la resolución del MTTS, «si se determina laborar en jornadas de trabajo inferiores a las establecidas, el salario se pagará en correspondencia del tiempo real trabajado y no al 100%».

El sistema eléctrico de la Isla está colapsado desde antes del inicio del verano debido a la obsolescencia técnica y el incumplimiento de los mantenimientos de las plantas generadoras. Los apagones son constantes desde junio y suman durante cada jornada más de diez horas de cortes.

A la grave situación, para la que el Gobierno indicó que no habrá solución a corto plazo, se sumó la salida de servicio de una unidad de generación de la Termoeléctrica de Nuevitas el domingo y una avería que desconectó del sistema eléctrico nacional el lunes a las unidades de generación móvil de Mariel, así como las plantas de Tallapiedra y Regla, en La Habana, y Energas, de Jaruco.

En reacción, además de una manifestación en Santiago de Cuba, se produjeron durante la noche del lunes cacerolazos en San José de las Lajas, Mayabeque; Consolación del Sur, Pinar del Río; Trinidad, Sancti Spíritus; Antilla, Holguín; Caonao del Sur, en Cienfuegos, y Mabay, Granma.

Esas protestas se suman a las que se están produciendo cada noche en la mayoría de las provincias, y en las que las personas, además de exigir el restablecimiento del servicio, gritan «¡Libertad!» y lanzan consignas contra el régimen.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%