Unión Eléctrica de Cuba: a las termoeléctricas en avería se suma el ‘déficit de combustible’

Son ocho las unidades de generación fuera de servicio, más una novena en mantenimiento, informa la entidad.

Termoeléctrica Antonio Maceo, Renté, de Santiago de Cuba. GRANMA

La Unión Eléctrica (UNE) de Cuba advirtió que, además de la crítica situación del sistema electroenergético nacional, con ocho unidades de generación fuera de servicio, ahora existe déficit de combustible para producir energía eléctrica.

De acuerdo con la entidad, el incremento de los apagones el jueves en la Isla se debió, además de lo anterior, a «la no entrada de la unidad 4 de la Termoeléctrica Renté, no haber disponibilidad de combustible diésel fundamentalmente en la región oriental y el crecimiento de la demanda, que alcanzó 3.158 MW».

La nota oficial no ofreció otros detalles ni precisó cómo y cuándo se resolvería ese problema. 

Según la entidad estatal, el déficit de energía se extendió durante todo el día jueves, con una afectación máxima de 1.361 megawat en el horario pico.

«Se encuentran fuera de servicio por averías las unidades 6 y 7 de la Termoeléctrica Mariel, la unidad de la Otto Parellada, la Antonio Guiteras, la unidad 4 de la de Nuevitas, la unidad 2 de Felton y la unidad 4 de Rente», enumeró en su muro de Facebook.

Además, en mantenimiento está la unidad 3 de Rente, en Santiago de Cuba.

Como paliativo, para el horario pico del viernes debía entrar en servicio la unidad 3 de la planta Pico San José, con 17MW, y 117MW en motores diésel.

Pese a ello, el viernes el déficit pronosticado alcanzó los 1.186MW, frente a una disponibilidad de energía de 1.914MW y una demanda máxima de 3.100 MW.

Esto, subrayó la empresa, pese a que de esa cifra, 100MW no están disponibles a causa de los daños ocasionados por el huracán Ian a su paso por la Isla.

Desde la pasada semana, cuando el meteoro azotó parte de la zona occidental del país, el sistema eléctrico ha vuelto a tocar fondo, después que el país entero quedara a oscuras el martes 27 de septiembre. Esto, debido a lo que las autoridades calificaron como «un evento extraordinario» que habría desconectado las líneas de transmisión de la Isla.

Pese a que la capacidad de generación se ha ido restableciendo, la crónica crisis eléctrica, que se agravó a partir de mayo pasado, ha hecho que los extensos apagones vuelvan a imponerse en varios territorios.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%