Comenzando la semana las autoridades cubanas comparecerán en la TV Nacional para dar detalles sobre la nueva política monetaria

Este lunes 12 de octubre las autoridades cubanas iniciarán una serie de presentaciones ante la TV Nacional con el objetivo de explicar su plan de unificación monetaria que incluye la eliminación del CUC en la circulación financiero de Cuba.

Al proceso lo han calificado como una “tarea imprescindible” para reordenar la economía cubana que actualmente vive con 2 monedas nacionales y múltiples tasas de cambio entre el CUC y el peso cubano (CUP).

El pasado 8 de octubre en una comparecencia de Miguel Díaz-Canel en la Mesa Redonda, se dieron algunas pistas del proceso y garantizó que “los depósitos en los bancos de la población y de las personas jurídicas, sean nacionales o extranjeras, así como todo el efectivo que esté en CUP, CUC o MLC” serán respetados y normalizados a las nuevas políticas cambiarias que entren en vigor.

Lo que no explicó el sucesor de Raúl Castro fue que al eliminar el CUC se estaría elevando exponencialmente la tasa cambiaria del CUP con respecto al dólar estadounidense (USD) que ya circula dentro de la Isla con la habilitación de tiendas de productos de aseo, alimentos y electrodomésticos.

Otro funcionario dedicado a la política exterior que se inmiscuyó en el tema fue el canciller, Bruno Rodríguez, quien desde su cuenta en Twitter confirmó que “Cuba realizará una unificación monetaria y cambiaria que conllevará una reforma salarial, de pensiones y precios”.

Economistas opinan que la tasa de cambio puede ser muy parecida a la que se vivió en la década de los años 90 con la despenalización del dólar, donde un USD llegó a costar 150 CUP. Para contrarrestar esta situación el gobierno se verá obligado subir los precios de todos los productos y servicios dentro de la economía que no serían amortiguados -en un primer momento- ni con un alza en los salarios.

Cuba estaría entrando a un proceso inflacionario sin precedentes. Por lo tanto, aunque se respete el dinero guardado en las cuentas bancarias, ese dinero valdrá menos y alcanzará para menos desde el momento en punto que entren en vigor las modificaciones al sistema monetario.

Unido a todo eso, Cuba seguirá bajo una total escasez de artículos de primera necesidad, lo cual ya ha sido reconocido por las autoridades gubernamentales, que obligará a seguir utilizando la libreta de abastecimiento como un medio para controlar la venta racionalizada en el mercado aún cuando los precios no sean subsidiados.

Es muy probable que como pasa en la actualidad, los cubanos deban presentar su tarjeta de abastecimiento para comprar u paquete de pollo en las tiendas en divisa, pero deberán pagar en CUP el nuevo precio que se fije para ese alimento.

Por lo tanto, un aspecto importante de las reformas es el tiempo y los pasos que se establecerán, pues de ello depende que el momento traumático para el bolsillo del cubano sea mayor o menor; y de allí se derive la creciente preocupación de Díaz-Canel por un estallido social en la Isla, que según él está siendo alentado desde EEUU por medio de las redes sociales.

Tomado De Periodicocubano

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.