Anciana en Cuba. 

En Cuba viven unas 170 mil personas con demencia, cerca del 1.2 % de la población, y esa cifra irá en aumento en las próximas décadas, según estimaciones del Ministerio de Salud (MINSAP).

Los datos publicados en Infomed pronostican un incremento en Cuba de hasta 260 mil personas con demencia para el 2030, mientras la cifra superará el medio millón en el 2050, 520 mil. Esas cifras van en correspondencia con el envejecimiento poblacional de los cubanos en los últimos años que en 2019 alcanzó el 20,8% de la población, según el Anuario demográfico de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI). 

Grado de envejecimiento en Cuba en los últimos 20 años.

El anuario demográfico de Cuba no cita, sin embargo, las enfermedades mentales ni menciona la demencia y el Alzheimer en el texto hecho público en mayo de este año. 

En 2017 en Cuba habían 160.000 personas estimadas con demencia, lo que supone un incremento de 10.000 con respecto a la cifra hecha pública ahora por Infomed. Entonces el presidente de la sección cubana de alzheimer, Juan de Jesús Llibre Rodríguez, reveló que cerca del 8% de las personas mayores de 65 años padece deterioro cognitivo leve (en riesgo de desarrollar demencia) y un 10 %, algún tipo de demencia, de los cuales dos tercios tiene alzheimer.

El portal del MINSAP publicó el Reporte Mundial sobre Alzheimer 2020, donde mencionan a Cuba entre los países que apuntan “como equipamientos, planes urbanísticos u otras tipologías pueden ser un impedimento para los servicios y debe estar adaptado o diseñado para la demencia”. 

Según ese informe, en Cuba están adaptados los cuidados en el hogar y de día para quienes padecen de enfermedades mentales. El país solo cumple algunos de los indicadores del plan para ayudar a estas personas, como se puede ver en el siguiente gráfico. Otros en la parte baja son Bulgaria, Italia y Estados Unidos. Mientras Dinamarca, Austria, Irlanda y Alemania cumplen con muchos de los requisitos presentados en el informe. 

Apoyo para personas con enfermedades mentales

El MINSAP señala que “reconocer la demencia como una discapacidad ayudará a garantizar que se logren avances en el diseño relacionado con este problema de salud, similares a los que se han hecho en los últimos 30 años mediante el movimiento de discapacidad física”.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.