Una trabajadora sufre acoso laboral desde hace tres años en Guantánamo

Yanet Martínez ha denunciado su situación en varias instituciones locales y nacionales, pero nada ha detenido el maltrato sistemático por parte de sus jefes.

Trabajadora en una granja de gallinas en Cuba. MESA REDONDA

La cubana Yanet Martínez Látamblet denunció que lleva más de tres años siendo acosada en su centro de trabajo por parte de los directivos de la Empresa Avícola de Guantánamo, reportó el medio Cubanet.

La joven asoció el origen de sus problemas en el trabajo a una denuncia que hizo a la policía económica local en enero de 2019 por la persistente corrupción de sus jefes.

Todo comenzó cuando Martínez se negó a pagar con su salario un faltante de insumos en la granja de gallinas donde trabaja. Puso la denuncia y las autoridades iniciaron una investigación que reveló los desvíos de recursos, faltantes y malos manejos. Sin embargo, con el paso del tiempo se diluyeron estos procesos.

Los nuevos dirigentes de la granja amenazaban a Martínez con que debía retirar la denuncia o la sacarían de su puesto laboral.

En noviembre de 2020, la empresa comunicó a Martínez que sería dada de baja por haber rechazado una plaza de reubicación en otra entidad, que por ser hipertensa no podía asumir.

La trabajadora presentó quejas en varias instancias por el despido, que ella catalogó como ilegal. Fue a la sede local de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), al Departamento de Atención a la Población del Partido provincial, y al Departamento Jurídico del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Al percatarse de que en Guantánamo no podía resolver su situación, Martínez decidió viajar a La Habana. Allí se presentó en el Departamento de Atención a la Población de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), se entrevistó  con el director nacional de la Empresa Avícola del Ministerio de la Agricultura, y con representantes del Grupo Empresarial Ganadero Nacional (GEGAN). Por último, se presentó en el Departamento de Atención a la Población Comité Central del Partido. En estos lugares le dijeron que mandarían a realizar una investigación sobre el caso.

El 22 de diciembre de 2020, el órgano laboral de la empresa avícola realizó el juicio contra Martínez. El fallo fue a favor de la empresa. En enero de 2021, la empleada puso una demanda en la Sesión Laboral del Tribunal Municipal Popular. Debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus, la audiencia se realizó en septiembre de 2021.

En la vista oral laboral, el tribunal falló a favor de Martínez y ordenó a la empresa avícola reincorporarla inmediatamente a la trabajadora en su puesto laboral. También debían indemnizarla con la totalidad de su salario.

A los pocos días de haberse reincorporado los jefes de la granja comenzaron a lanzar calumnias y rumores sobre Martínez. La acusaron de varios errores que no había cometido y le negaron las vacaciones.

En la última producción de gallinas, según Martímez, un directivo saboteó el pesaje. Esto provocó una mala calificación en su trabajo, arruinó su evaluación y su reputación como trabajadora, dijo la afectada.

A principios de julio de 2022, se repitieron las irregularidades, que provocaron la muerte de decenas de aves por una enfermedad y que Martínez atribuyó a los directivos. Nuevamente fue acusada de hacer mal su trabajo de cuidadora.

Yanet Martínez criticó «toda la ilegalidad y los hechos de corrupción» que —afirmó— se cometen en la empresa. «Ninguna institución de Guantánamo le pone freno a esta situación», dijo.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%