Una escritora cubana inicia una demanda contra el músico Fernando Bécquer por presuntos abusos sexuales

Elaine Vilar Madruga afirma que fue abusada sexualmente por el trovador cubano cuando era menor de edad.

El músico cubano Fernando Bécquer. ELBECQUER DE CUBA/FACEBOOK

La escritora cubana Elaine Vilar Madruga denunció este fin de semana ante la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) al trovador Fernando Bécquer por presuntamente abusar sexualmente de ella cuando era menor de edad, informó la agencia IPS Cuba.

«A partir de ahora, toca que otras víctimas vayan y se presenten. Espero que algunas puedan hacerlo. Cada cual tiene su tiempo de vida y su dolor, y tiene que lidiar con eso», afirmó la joven escritora.

Tras la publicación en la revista El Estornudo de un reportaje con cinco testimonios sobre presuntos abusos sexuales por parte del músico, numerosas mujeres cubanas y extranjeras han denunciado en las redes sociales haber pasado por experiencias semejantes.

«Durante años he tenido miedo de decir que esto me pasó a mí. Esto me pasó a mí. Esto me pasó a mí. Esto me pasó a mí. Y fue él», afirmó Vilar Madruga, quien fue asesorada por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

La denuncia fue interpuesta en la estación policial de Zapata y C, en el Vedado, donde ocurrieron los hechos, y se espera que otras presuntas víctimas del trovador se unan a la demanda.

Tras el escándalo provocado por las denuncias contra el trovador, varias instituciones estatales se han visto obligadas a pronunciarse. Es el caso del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), dirigido por Mariela Castro Espín, que ofreció acompañamiento a las víctimas y salió en defensa de su directora.

La postura del CENESEX provocó numerosas críticas en las redes sociales, porque no mencionó el nombre del trovador ni hizo referencia a las cinco mujeres autoras de las denuncias ni al medio de prensa donde fue publicado; sin embargo, relacionó los sucesos con una supuesta «manipulación» para «atacar a la Revolución» y a las instituciones del Estado.

Una entidad estatal que se posicionó claramente contra los abusos sexuales fue el Centro Pablo de la Torriente Brau, cuyo director, Víctor Casaus, hizo suyo un post de la trovadora Rita del Prado en una declaración oficial de la institución que publicó en su página de Facebook.

La Federación de Mujeres Cubanas tampoco aludió directamente al trovador ni a las denuncias publicadas en el medio de prensa independiente, pero alegó en una publicación respecto a la denuncia de Vilar Madruga que «nada le es ajeno, mucho menos cuando de defender los derechos de las mujeres se trata».

Mientras tanto, el músico cubano fue apoyado por un grupo de trovadores amigos, como es el caso de Ray Fernández, Ariel Díaz y Raúl Torres, quien lo invitó a un concierto en la noche del jueves.

Pese a que el número de denuncias en su contra, comprendidas entre el año 2001 y el 2021 —incluidas las de varias menores de edad—, no ha dejado de crecer tras la publicación de los primeros testimonios, las autoridades cubanas no se han referido al caso y siguen transmitiendo los videos musicales de Bécquer por la televisión nacional.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%