Una docena más de artistas cubanos exige al Museo de Bellas Artes que retire sus obras en apoyo a Otero Alcántara

  • Categoría de la entrada:Cuba / Habana
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

César Leal, Jorge Luis Marrero, Cirenaica Moreira, Juan Pablo Ballester, Jorge Wellesley y Sandra Ramos son algunos de los nuevos nombres que exigen la libertad del líder del Movimiento San Isidro.

Obra de Tomás Sánchez, uno de los artistas firmantes de la carta al Museo Nacional de Bellas Artes.. TOMADO DEL FACEBOOK DE KATHERINE BISQUET

Una docena más de artistas cubanos se sumaron a la iniciativa dirigida al director del estatal Museo de Bellas Artes de La Habana, Jorge Fernández, a través de la cual exigen la retirada de sus obras allí expuestas o presentes en su web «mientras Luis Manuel Otero Alcántara siga secuestrado en el hospital y otros artistas tengan vigilancia, sean perseguidos y detenidos arbitrariamente».

César Leal, Jorge Luis Marrero, Sandra Ramos, Fernando Rodríguez, Consuelo Castañeda, Douglas Argüelles, Ibrahim Miranda, Carlos A. García de la Nuez, Cirenaica Moreira, Juan Pablo Ballester, Jorge Wellesley Javier Castro se han adherido a la carta inicialmente firmada por Tania Bruguera, Sandra Ceballos, Tomás Sánchez, Marcos Castillo, el dúo de artistas Celia y Yunior y Reynier Leyva Novo.

Los artistas subrayan que los mueve «un auténtico sentimiento de preocupación y de solidaridad con el joven artista cubano y colega».

Invocando el Artículo 4, Inciso c) de la Ley No. 14/1977, Ley del Derecho de Autor, los artistas exigieron «que estas obras de nuestra autoría, más adelante indicadas y que actualmente son exhibidas en las salas de exposición permanentes y temporales del Museo Nacional de Bellas Artes, sean cubiertas de forma tal que se impida su ‘comunicación’ con el público y que también sean retiradas de la página web del Museo aquellas que no están exhibidas, pero que pertenecen a la colección».

La iniciativa exige la «liberación inmediata de Luis Manuel Otero Alcántara y traslado seguro a su residencia permanente en la calle Damas 955, San Isidro, La Habana Vieja»; la «garantía de acceso a sus familiares, amigos y colegas a su residencia, para comprobar su estado de salud físico y mental»; así como la «eliminación del cerco policial que tiene desde noviembre de 2020».

La carta recuerda que el artista y líder del Movimiento San Isidro (MSI) está «secuestrado e incomunicado por la Seguridad del Estado» en el Hospital Universitario Clínico Quirúrgico Calixto García de La Habana desde el pasado 2 de mayo.

«Otero Alcántara fue sacado de su casa en contra de su voluntad, mientras realizaba una huelga pacífica de hambre y sed con la que exigía las demandas que hasta el momento no han sido cumplidas: devolución de sus obras decomisadas ilegalmente por agentes estatales el 16 de abril; indemnización por la obras dañadas o destruidascese del cerco policial al que ha sido sometido desde noviembre de 2020; y la garantía de un libre ejercicio artístico«, precisa la carta.

Denuncia que la situación de Otero Alcántara «no es un hecho aislado, en las últimas semanas han aumentado los niveles de represión hacia otros artistas y la sociedad civil en general, que han sido sometidos a acoso policial, detenciones y procesos penales arbitrarios, profanación de sus reputaciones en los medios de comunicación públicos, reclusiones ilegales en sus propios hogares, interrupción de la comunicación a través de telefonía móvil, etc».

«Como es sabido, el pasado 27 de noviembre más de 300 artistas, cineastas, escritores, periodistas e intelectuales en general se reunieron frente al Ministerio de Cultura para demandar libertad de expresión, cese de la represión y derechos civiles en general, mediante el diálogo y el entendimiento con las autoridades culturales. Sin embargo, la propuesta de diálogo fue rechazada y la represión del Estado hacia los artistas y la sociedad civil ha aumentado considerablemente desde esa fecha», prosigue.

«La situación de incomunicación en la que se encuentra Luis Manuel (Otero Aclántara) desde hace más de tres semanas, hospitalizado en contra de su voluntad, sin acceso a teléfono ni a la visita de algunos familiares, amigos y colegas, nos preocupa y alarma. Expresamos también una inquietud legítima por el trato a que puede estar siendo sometido en esta institución, ya que su estado físico se ha deteriorado notoriamente según se ha visto en varios videos filtrados en las redes sociales y en la televisión nacional, en franca violación a su derecho a la privacidad y la confidencialidad de sus registros médicos», finalizan.

La carta señala que los creadores que deseen sumarse a la iniciativa deben enviar su nombre y la ficha técnica de la obra en colección al correo electrónico del grupo 27N ([email protected]).

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.