Una docena de presuntos migrantes cubanos se dan a la fuga tras desembarcar en Florida

Según los vecinos de la zona que presenciaron lo ocurrido, las personas tenían apariencia hispana, aunque ello no ha sido confirmado por las autoridades.

Una balsa artesanal usada por migrantes cubanos. USCGSOUTHEAST/TWITTER

Entre diez y 12 personas, presuntamente migrantes procedentes de Cuba, se dieron a la fuga tras desembarcar el miércoles en la zona de Bay Harbor Islands, del condado de Miami-Dade, en Florida, EEUU.

De acuerdo con reportes de prensa la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de ese país está investigando el suceso, ocurrido alrededor de las 8:00AM, según Telemundo 51.

«A principios de esta mañana, los agentes de la Patrulla Fronteriza de EEUU, junto con socios estatales y federales, respondieron a un informe de un presunto evento de contrabando marítimo en Miami, Florida. El evento aún está bajo investigación», dijo el jefe de la División de Aduanas y Protección Fronteriza Adam Hoffner, en un comunicado.

Las autoridades floridanas suponen que el barco involucrado en el presunto contrabando de personas llegó a las costas y todos sus ocupantes huyeron del área. Según sus declaraciones, ninguno de los implicados en los hechos ha sido detenido.

No obstante, el barco fue ocupado por las autoridades mientras estaba estacionado detrás de un edificio de apartamentos.

Según vecinos de la zona que presenciaron lo ocurrido, las personas tenían apariencia hispana, aunque ello no ha sido confirmado por las autoridades, que han abierto una investigación.

Los reportes se producen apenas 48 horas después de que las autoridades estadounidenses pusieran bajo custodia federal a 18 balseros cubanos luego de que tocaran tierra en Cayo Marathon, también en Florida.

El oficial Thomas G. Martin de la Patrulla Fronteriza dio a conocer en sus redes sociales que los migrantes, quienes llegaron en una embarcación casera, estaban detenidos, y precisó que la ubicación de los cubanos se produjo durante un operativo de «contrabando marítimo» en los Cayos de Florida.

Los balseros fueron conducidos, como es habitual, a un centro migratorio, donde se les brinda la oportunidad de demostrar «miedo creíble» antes de ser devueltos a la Isla.

Ese procedimiento fue explicado por el abogado de Inmigración Willy Allen al periodista Mario J. Pentón durante una entrevista en octubre. Si los emigrantes convencen al juez, obtienen «una fianza y pueden pedir asilo». En el mejor de los casos, son liberados. 

Entre el 1 de octubre y el 2 de noviembre de 2021 las tripulaciones de la Guardia Costera interceptaron a 248 cubanos, una cifra que no ha dejado de crecer.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%