Una cubana embarazada habría perdido su bebé tras una bronca en una cola para comprar comida

Videos en redes sociales muestran un enfrentamiento entre el pueblo y la Policía cubana, en el barrio habanero de Managua, pero los agentes no habrían provocado el aborto.

Momento en que se llevan cargada a la cubana embarazada. LEISAM RUBIO/FACEBOOK

La pérdida de su bebé habría sido el triste resultado para una embarazada cubana de una bronca en una de las habituales y larguísimas colas que deben hacer los ciudadanos de a pie para comprar comida, según varias publicaciones en Facebook.

Los hechos habrían ocurrido en la localidad habanera de Managua, ubicada en el habanero municipio de Arroyo Naranjo, de acuerdo a las publicaciones.

«Managua está de luto; la embarazada perdió la criatura en los trágicos sucesos de hoy, por lograr comida para sobrevivir. Amén», dice una publicación compartida en su muro de Facebook por la activista Masiel Rubio, radicada en Madrid, quien pide confirmación de los hechos.

Una usuaria identificada como Luna Libre confirma en su muro la presunta muerte del bebé y asegura haber llamado al Hospital Nacional Enrique Cabrera. «Asesina dictadura«, escribe la usuaria y comparte el número del centro hospitalario (+53 764 43 821). 

La versión de los hechos que circula en la red social es que agentes de la Policía causaron «lesiones a una embarazada, que debió ser trasladada a un policlínico luego de que un agente del orden la agrediera».

Sin embargo, lo que se aprecia en los videos subidos a Facebook es que al menos dos policías golpean a un adolescente, mientras varios ciudadanos tratan de separarlos.

Cuando no han transcurrido 15 días desde que agentes policiales balearan al adolescente de 17 años, Zinadine Zidan Batista Álvarez en Santa Clara, el hecho de que la violencia de las fuerzas del orden haya provocado un aborto a una embarazada, podría contribuir a agudizar el descontento de una población agobiada por los prolongados apagones que se han convertido en su pan de cada día y ya han generado protestas en varias provincias, además de las interminables colas para comprar algo de comida.

Por eso, no es extraño que la página de Facebook de Mauro Torres, asociada a la Seguridad del Estado cubano, haya publicado enseguida un video que desmiente las afirmaciones de que fueron los agentes los que causaron directamente la muerte del bebé.

En ese video, se ve que la embarazada y otras personas intentan impedir que otra mujer —su hermana, según lo publicado en esa página de Facebook— se involucrara en la pelea. La embarazada al parecer sufrió el desmayo mientras intentaba calmar a su hermana. Entre los que intentan auxiliarla aparece un policía que se la lleva cargada. Los que están alrededor no reaccionan contra el agente ni lo acusan de haber agredido a la cubana encinta.

Aunque la violencia policial en Cuba ha dejado varias víctimas fatales, este bebé no parece ser una de ellas. Pero también es probable que el lamentable hecho no se hubiera producido si los cubanos de a pie, para comprar comida, no estuvieran obligados a pasar horas bajo el sol, casi siempre de pie, en colas eternas, en las que son cada vez más frecuentes las trifulcas.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%