Una cubana cuestiona a ‘la potencia médica’ por no poder trasladar a su hijo a un hospital en La Habana

  • Categoría de la entrada:Cuba / Habana
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Su hijo de seis años lleva dos semanas con convulsiones.

Lizandra Góngora Espinosa y su hijo. LIZANDRA GÓNGORA/FACEBOOK

Una madre cubana llamada Lizandra Góngora Espinosa, residente en Güira de Melena, denunció que los directivos del Policlínico de la localidad negaron el transporte a un hospital de La Habana a su hijo, que lleva dos semanas sufriendo convulsiones, al alegar que las ambulancias están rotas.

«Estoy parada al frente del Policlínico de Güira de Melena, que es dónde deberían darme el permiso para poder sacar al niño, vine en busca del director que debe estar aquí, pero como siempre, ya se fue para su casa», afirmó Góngora Espinosa en una transmisión en directo.

«El director de Transporte me dice que las ambulancias que pertenecen al Policlínico están rotas, que están haciendo todo lo posible por arreglarlas, para entonces que empiecen a funcionar», explicó.

«Si alguien se pone grave, de urgencias, que sepa que las ambulancias de Güira de Melena están rotas. No hay transporte para sacar a una persona de urgencias. Por ejemplo, mi hijo, que está con convulsiones hace dos semanas, no puede salir porque no hay capacidad en la guagua que entra y sale», agregó.

Ante semejante situación, la madre cuestionó los logros en materia de medicina de los que se jacta el Gobierno. «¿Dónde está la potencia médica de Cuba?», preguntó.

«No hay una ambulancia para trasladar a un niño a La Habana a un Neurológico. Entonces me pregunto yo: ¿en qué lo saco de aquí para que mañana lo vea el médico?», agregó, notablemente molesta.

Góngora Espinosa afirmó que su hermano, residente en Estados Unidos, le consiguió un turno para que un neurólogo en La Habana atendiera al niño de seis años, pero no encuentra forma de transportarlo.

«No sé qué voy a hacer, estoy desesperada. No puedo meterme dos semanas más con mi hijo en la casa convulsionando», añadió la madre.

«Ya me da lo mismo que me metan presa, si lo que estoy viviendo es un martirio de ver a mi niño muriéndose, convulsionando en la casa sin un transporte para sacarlo para un hospital», afirmó en otra transmisión.

«¿De qué potencia médica es de la que estamos hablando cuando esto es un municipio y no hay un neurólogo que atienda eso que tiene mi hijo? (…) En Cuba no hay ninguna potencia médica. Son unos matasanos. El que no tiene dinero se está muriendo», concluyó.

A incios de abril la Red Femenina de Cuba incluyó a Góngora Espinosa en el listado de mujeres víctimas de agresiones, pues fue detenida y citada a declarar por su activismo político, según denunció la organización.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.