Una cubana cuenta el calvario de su padre en un hospital: ‘ni los más fieles revolucionarios se salvan de la barbarie del castrismo’

  • Categoría de la entrada:Cuba / Habana
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Daniela Rojo denuncia ‘un trato inhumano’ a su padre en el hospital Miguel Enríquez de La Habana.

Hospital Miguel Enríquez en La Habana, Cuba. MARTHA LÓPEZ LEAL TRIBUNA DE LA HABANA

Una cubana contó el calvario que pasó su padre tras sufrir un accidente cerebrovascular y dijo que recibió «un trato inhumano» en un hospital de La Habana. «Ni los más fieles revolucionarios se salvan de la barbarie del castrismo«, dijo Daniela Rojo en Facebook.

«Anoche fue, por mucho, una de las noches más duras de mi vida. Todo el que ha tenido un familiar enfermo en el hospital Miguel Enríquez de La Habana comprenderá mi sentir. Mi padre sufrió ayer un accidente cerebrovascular, yo no me encontraba en casa en ese momento por lo que los vecinos lo llevaron con urgencia al policlínico más cercano», dijo Rojo.

«De ahí fue remitido con sospecha de un infarto cerebral al hospital Miguel Enríquez, más conocido como ‘La Benéfica’. Cuando me llaman para avisarme, salí de inmediato para mi casa, recogí algunas cosas que podía necesitar y me puse en camino. El episodio le ocurrió a mi padre sobre las 5:00PM, yo llegué al hospital casi tres horas después porque estaba muy lejos», contó.

«Cual fue mi sorpresa y mi indignación al ver a mi padre, sin camisa y sin zapatos, tirado en una camilla que más parecía una mesa de operación por lo dura sin ni siquiera una sábana encima, sin más atención que una sonda puesta, que por cierto, estaba desconectada y derramando orine en el suelo, y con muchos exámenes pendientes. Rápidamente alcé mi voz para llamar a los responsables de aquella inhumanidad y al oír mi tono airado mis exigencias fueron respondidas con prontitud. Por supuesto que no dejé de lanzar ciertos improperios nada decentes contra ciertos políticos que afirman que ‘Cuba es una potencia médica«, dijo.

«Afortunadamente mi padre se recuperó y ya fue dado de alta, se encuentra muy bien ahora y le fue recetado un nuevo tratamiento. Déjenme decirles que mi padre, en contraposición conmigo, es uno de los comunistas más acérrimos que conozco y estoy segura que uno de los defensores más fieles de la Revolución. Me recuerda mucho a Boxer, el caballo al que los cerdos mandan al matadero en Rebelión en la granja porque al parecer, ni los más fieles revolucionarios se salvan de la barbarie del castrismo«, dijo.

«‘Los hospitales están colapsados’, me dice el enfermero, solo atienden pacientes regulares el Miguel Enríquez y el Calixto García, el resto son para casos positivos de Covid-19«, agregó.

A principios de abril un cubano también contó las malas condiciones y atenciones en el mismo hospital en La Habana. «Era una película de terror», dijo Xander Art en Facebook.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.