Un tribunal mexicano frena la contratación de 500 médicos cubanos anunciada por el presidente López Obrador

‘Es irregular, al favorecer las condiciones de esclavitud moderna e incluso trata de personas’, señaló la demanda que provocó la decisión.

Médicos cubanos en misión. AFP

Un juez mexicano emitió este jueves una orden preliminar contra los planes del presidente Andrés Manuel López Obrador de contratar a unos 500 médicos especialistas cubanos, informa AP.

Según una copia de la orden, el Gobierno no ha demostrado que los médicos tengan la capacidad ni la capacitación necesaria para practicar su profesión en México.

El acuerdo con el Gobierno cubano fue negociado «sin que se haya cerciorado de su calidad de médicos, se hayan homologado sus estudios, conforme a la normatividad de la materia, sin que tengan conocimiento de la incidencia de enfermedades entre la población mexicana ni conocimiento de las enfermedades endémicas de nuestro país y sus diversas regiones», dice la demanda contra la contratación de médicos cubanos presentada al tribunal.

Los autores de la demanda contra los planes del mandatario también argumentaron que la mayor parte del salario que se paga a los médicos podría ir a las manos del Gobierno cubano y no a las de los profesionales.

«Su contratación es irregular, al favorecer las condiciones de esclavitud moderna e incluso trata de personas«, señala el documento.

Las identidades de los demandantes no fueron reveladas, pero varios grupos de médicos y profesionales se han pronunciado contra el plan anunciado por López Obrador el 9 de mayo, tras su regreso de La Habana, donde concluyó una gira que llevó a varios países de Centro América.

Durante su estancia en Cuba, ambos gobiernos firmaron una declaración para el fortalecimiento de sus relaciones históricas y el acuerdo para la cooperación en el área de la salud, que ha provocado el descontento de los sanitarios mexicanos.

López Obrador justificó la contratación de los profesionales cubanos con la necesidad de superar el déficit de especialistas que padece México.

Dos días después de que diera a conocer el plan de llevar a los médicos cubanos a su país, miembros del Colegio de Medicina Interna de México rechazaron el acuerdo y sostuvieron que en México sí hay médicos con capacidad avalada por las Universidades de la República, los cuales fueron formados con el conocimiento de las necesidades de la población del país, entre los cuales se encuentran algunos desempleados o empleados de manera eventual y con salarios muy bajos. 

El reporte de AP señala que López Obrador quiere que los cubanos trabajen en comunidades rurales con pocos servicios médicos. Los profesionales mexicanos, por su parte, dicen que están listos para trabajar en esos sitios, pero los obstáculos burocráticos para obtener certificaciones les impiden avanzar.

México padece un déficit de especialistas como cardiólogos y anestesiólogos, en especial en regiones rurales pobres o violentas, a donde a los médicos les es menos atractivo irse a vivir. El país tiene unos 107 especialistas por cada 100.000 habitantes, muy por debajo del nivel recomendado a nivel internacional de 230.

López Obrador se ha comprometido a tratar de contratar a la mayor cantidad de especialistas mexicanos que estén disponibles.

Desde hace varias décadas, el insuficientemente financiado sector de la salud pública en México se ha visto asediado por bajos salarios y engorrosas prácticas de contratación. Algunos especialistas ganan apenas 1.000 dólares al mes en hospitales del Gobierno, y complementan sus ingresos con empleos de medio tiempo en hospitales privados.

Debido a que la mayoría de los hospitales privados se encuentran en las grandes ciudades, es todavía más complicado atraer a especialistas a las zonas más aisladas del país.

En 2020, el Gobierno de López Obrador contrató personal médico de Cuba para enfrentar la pandemia de Covid-19. Recientemente, legisladores cubanoamericanos pidieron al Gobierno federal investigar las presuntas violaciones por parte de México del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (T-MEC, por sus siglas en inglés), que dicha contratación podría haber implicado.

DIARIO DE CUBA ofreció un análisis de las circunstancias que rodearon el acuerdo de 2020 entre La Habana y Ciudad México.

El arribo de los profesionales cubanos a México estuvo envuelto en el secretismo y no fue mencionado por los medios mexicanos ni por los funcionarios cubanos, mientras que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) evitó informar del número exacto de médicos llegado al país.

En junio de 2020, DIARIO DE CUBA tuvo acceso al contrato de exportación de los sanitarios, en donde constaba que el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) y el Gobierno de la Ciudad de México pagaron 6.255.792 dólares por el trabajo de 585 médicos y enfermeros cubanos.

Como promedio, las autoridades locales pagaron a La Habana 10.693 dólares por cada uno de los profesionales, según reveló a DDC una fuente del Gobierno de la Ciudad de México. Sin embargo, DIARIO DE CUBA supo que, de ese dinero, el Gobierno cubano solo dio a los trabajadores de la salud 660 dólares para tres meses (220 dólares por mes), «para comida».

Entre los profesionales cubanos había especialistas en Medicina General Integral (médicos de la familia), biomédicos, especialistas en medicina crítica y medicina interna, además de epidemiólogos y enfermeros. Todos ellos, profesionales que escasearon en Cuba cuando a partir de inicios de 2021 la pandemia causó el colapso del sistema de salud.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%