Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección
Orificio en la carretera de Yaguajay / Escambray

Un inmenso socavón sorprende a quienes transitan la vía desde Jarahueca hasta Florencia en la provincia de Sancti Spíritus. Específicamente en el punto entre las comunidades de Venegas y Bellamota, se encuentra el inmenso orificio que ya se “ha tragado” al menos cinco camiones de base pétrea, sin que logre solventarse nada.

El reporte en prensa oficial indica que, aunque se pensó que podría tratarse de “otra” de las tantas fallas de la vialidad en la provincia, su historia es profunda, así como a simple vista se nota. Parece no tratarse de un bache común, sino una consecuencia de la explotación minera en la zona décadas atrás. Y aunque algunas reparaciones han sido ejecutadas, no se ven resultados.

En los últimos años esta situación dificulta el tránsito por la vía, convirtiéndose en un “famoso hueco”, que mantiene a los conductores antiguos en alerta y que puede bien sorprender a quienes por vez primera arriban.

“Pudiera parecer uno de los tantos desperfectos que exhiben los viales de nuestra provincia en los últimos tiempos. Mas, para los que vivieron en esta zona, el sitio resguarda otra historia”, se lee en el reporte de Escambray, medio oficial espirituano.

El citado reporte recoge el testimonio de un campesino, Orlando Romero Delgado, quien conoce del socavón y también de los yacimientos de asfalto que quedaron bajo la carretera tras su construcción en la década de los 70.

Foto: Andrés Cárdenas Plasencia

“Tenía 15 o 16 años cuando vi, por primera vez, en la Finca Los Carabeos, ubicada en Leida, tres o cuatro pozos de asfalto. No sé cómo aparecieron, pero allí trabajaba muchísima gente. Me acuerdo que había estructuras de madera, de hierro, carretillas, palas…. Fíjate que hasta aprovechaban la parada del ferrocarril para embarcar en los trenes los lotes de asfalto”, dijo el hombre de 74 años.

Cuando se detuvo la explotación, llegó la carretera. Un hueco grande a la esquina de ella fue cubierto con una piedra y posteriormente relleno. Ese es hoy el sitio del inmenso hueco que afecta a los transeúntes. “Yo digo que allá abajo están los pozos de asfalto”, asegura Romero Delgado.

Ahora, a espera del burocratismo, están las investigaciones. Los especialistas de la Unidad de Investigaciones para la Construcción de la Empresa Nacional de Investigaciones Aplicadas (ENIA), de Villa Clara, aguardan por la solicitud de la Tarea Técnica de Proyecto por parte del Centro Provincial de Vialidad, para comenzar las indagaciones.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Share This
A %d blogueros les gusta esto: