Un preso político cubano que padece una enfermedad poco común se declara en huelga de hambre y sed

Por solicitar una atención médica adecuada, se encuentra en una celda de castigo.

El prisionero político del 11J Yunior Sebey Mena. YAIMA SEBEY/FACEBOOK

El prisionero político del 11J Yunior Sebey Mena se declaró en huelga de hambre y sed la pasada semana en la prisión de Guamajal, en Villa Clara, para exigir una adecuada atención médica, informa RadioTVMartí

»Mi esposo se declaró en huelga de hambre desde el miércoles, y de sed, el viernes, exigiendo que se respeten sus derechos, entre ellos atención médica, debido a que él es portador de sicklemia y no ha tenido la asistencia que requiere. En estos momentos se encuentra aislado en una celda de castigo», dijo la esposa del preso, Eliannet Rodríguez Pérez, al portal estadounidense.  

La doctora que atiende el centro de salud de la cárcel de Guamajal informó a la familia que, aunque no había tenido ninguna complicación, la enfermedad que padece podría complicar más severamente el cuadro por la inanición

La sicklemia es una enfermedad hereditaria que produce la destrucción de los glóbulos rojos más rápida que lo normal y se caracteriza por anemia, episodios de dolor, hinchazón de manos y de pies, infecciones frecuentes, entre otros síntomas. Los pacientes deben cumplir con las normas higiénico-dietéticas según su edad. Es muy importante la ingestión abundante de líquidos. 

Las autoridades penitenciarias también se han negado a otorgar a Yunior Sebey Mena una licencia extrapenal, beneficio que se concede cuando las condiciones de salud del reo son incompatibles con la prisión

»El no pasó siquiera por la comisión médica. Lo denegaron automáticamente y lleva tres meses con padecimientos: su visión se ha reducido, ha estado con la presión descontrolada, la piel reventada, decaimiento, vómitos. Incluso yo presenté los documentos médicos que recomiendan que él lleve una dieta y jamás se la dieron», explicó esposa del preso político. 

Sebey Mena fue condenado por los delitos de desacato y desórdenes públicos a siete años de privación de libertad, tras haber participado en las protestas del 11 de julio de 2021.

Junto a este joven fueron condenados 15 personas más en la ciudad de Santa Clara por manifestarse ese día de manera pacífica. 

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%