Un negocio privado en Cuba compra el azúcar a los clientes para hacer sus chocolates

Los dueños de la chocolatería Bombonera Kakao se han vistos obligados a colocar un cartel en la puerta

El desabastecimiento que vive la Isla también causa estragos en el sector cuentapropista. (14ymedio)

Un cartel con la frase: «Se compra azúcar», llamaba la atención de todos los clientes que acudían este jueves a la chocolatería Bombonera Kakao ubicada en la privilegiada calle 12 entre 23 y 25, en el Vedado. La calidad de los productos de este negocio privado ha hecho que no pocos habaneros vayan al establecimiento prestos a comprar su mercancía sobre todo en fechas navideñas y por el día de los enamorados.

Ubicada en medio de comercios estatales que expenden en divisas, Kakao exhibe una variada gama de productos derivados del chocolate y a pesar de que cuenta con su materia prima principal, otro de los ingredientes más usados en sus elaboraciones, el azúcar, escasea a tal punto que han obligado a los dueños a colocar el cartel en la puerta.

El desabastecimiento que vive la Isla no solo golpea a los cubanos con menos recursos, sino que también causa estragos en el sector cuentapropista, donde muchos se han visto en la necesidad de recurrir a disímiles métodos de aprovisionamiento −la mayoría ilegales− en aras de gestionar la materia prima necesaria para sus negocios.

Resulta algo curioso para muchos de los que se acercan a los cristales, encontrar el inusual pedido de venta. A falta de un suministro estable que debe garantizar el Estado a los cuentapropistas en las tiendas mayoristas, terminan siendo los mismos clientes que acceden a su comercio, los potenciales suministradores.

«Estaremos abiertos todo el fin de año, incluso el 31, todo depende de si conseguimos la dichosa azúcar»

Iván, un joven que llegó hasta el establecimiento en busca de los exquisitos bombones y las figuras de chocolate que allí ofertan, se mostró impresionado cuando el dependiente le explicó: «Ya no nos queda nada de azúcar y no hemos podido conseguir. Por suerte sí tenemos chocolate, aunque si te das cuenta nos hemos visto en la penosa obligación de subir un poco los precios porque cada día todo está más caro».

Después de elegir algunos de los bombones más pequeños, Iván prometió volver para comprar una de las ofertas por navidad. «Están un poco fuera del alcance de mi bolsillo, pero en casa nos daremos el gusto el fin de año con uno de esos chocolates», dijo al vendedor mientras señalaba una figura de Papá Noel y otra de un arbolito de navidad, con un precio de 1.300 y 1.000 pesos, respectivamente.

«Estaremos abiertos todo el fin de año, incluso el 31, todo depende de si conseguimos la dichosa azúcar», fue la respuesta del comerciante.

Anabel es otra de las clientes habituales de Kakao. «Siempre que puedo voy y me doy un gustazo, y el 14 de febrero soy punto fijo allí», cuenta a 14ymedio. Una amiga que recorría las tiendas en dólares en busca de refresco para acompañar la cena de navidad, vio el letrero en la chocolatería y la llamó para contarle.

«Si quieres bombones corre para acá porque esta gente se ha quedado sin azúcar y en cualquier momento cierran», le contó la amiga, a lo que Anabel replicó: «Me puse las botas, voy a llevarles 10 libras de azúcar blanca que tenía guardadas para casos de emergencia y se las voy a cambiar por un chocolate de los caros».

La producción nacional de azúcar va de mal en peor. Según cifras oficiales, el país solo pudo disponer el año pasado de 416.000 toneladas del producto para consumo nacional, ya que tiene comprometida con China la venta anual de 400.000 toneladas. La Isla consume anualmente entre 600.000 y 700.000 toneladas.

En julio pasado, el grupo estatal azucarero Azcuba anunció que la zafra 2020-2021 fue «una de las peores en la historia de Cuba» al cumplir solamente el 66% del plan previsto de 1,2 millones de toneladas.

TOMADO DE 14MEDIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%