Un manifestante cubano del 11J escapa en balsa de una condena de cinco años en prisión

Se trata de Yoel Sosa Gómez, sentenciado el pasado 4 de marzo por participar en las protestas antigubernamentales en la provincia de Mayabeque.

El cubano Yoel Sosa Gómez junto a su hija pequeña. YOEL SOSA GÓMEZ/FACEBOOK

El cubano Yoel Sosa Gómez, sentenciado a cinco años de trabajo correccional con internamiento por participar en las protestas antigubernamentales del 11 de julioescapó de la Isla en una balsa rumbo a EEUUinformó América Teve.

Sosa Gómez, de 34 años, dijo que tomó la decisión de salir por mar de la Isla para escapar de la condena que le sería impuesta, por lo que ahora debe comenzar su proceso de petición de asilo político.

De acuerdo con la organización de representación legal CUBALEX, Sosa Gómez, juzgado por los delitos de desorden público y desacato, se encontraba en libertad bajo fianza en el momento de la huida.

Padre de una niña pequeña, el joven colocó una bocina con música de Los Aldeanos y la canción «Patria y Vida» en el portal de su vivienda mientras se desarrollaban las protestas antigubernamentales a lo largo del país.

Luego se unió a cientos de vecinos en el parque del poblado de Vegas, en la provincia de Mayabeque, desde donde transmitió las protestas en directo a través de sus redes sociales.

«A raíz de la directa de San Antonio de los Baños nos reunimos un grupo de personas en el parque alrededor de las 2:30 de la tarde y a las 5:00 de la tarde ya era el pueblo entero botado en la calle pidiendo libertad para Cuba«, dijo al medio de prensa.

Luego, al llegar a prisión, denunció que sufrió una fuerte golpiza, fue desnudado y obligado a gritar «Patria o Muerte».

Ahora, sobre su llegada a EEUU, donde ya cuenta con un abogado que lo representa, dijo que «es duro», pues tiene «una niña de cinco años que todos los días clama por mí. Cuando hablo con ella me dice papá yo quiero que tú estés aquí, y la madre como único puede consolarla es diciéndole ‘papá no puede venir, si papá viene va preso‘».

El juicio contra Sosa Gómez se desarrolló entre el 13 y el 15 de diciembre del pasado año, pero su sentencia de cinco años de trabajo correccional con internamiento se hizo firme este 4 de marzo, cuando ya se encontraba en Miami.

Este viernes la Unión Europea calificó de «desproporcionadas y duras» las sentencias de prisión impuestas recientemente en Cuba e instó a La Habana a «respetar los derechos fundamentales, incluida la libertad de expresión».

«Las últimas sentencias de prisión impuestas por los tribunales cubanos a participantes en las manifestaciones del 11 y 12 de julio son desproporcionadas y duras. La manifestación pacífica es un derecho fundamental y estas sentencias pretenden disuadir a los ciudadanos de ejercerlo», dijeron fuentes del Servicio Europeo de Acción Exterior, en respuesta a una petición de Radio Televisión Martí.

La diplomacia europea dijo haber «alentado al Gobierno cubano a escuchar las preocupaciones de su pueblo».

Bruselas exigió además al régimen de La Habana «respetar la transparencia, la proporcionalidad y el debido proceso en los juicios en curso, vinculados a las protestas de julio».

El jueves, EEUU denunció las largas condenas impuestas a las personas que salieron a protestar el 11 de julio. En un tuit repetido por la Embajada estadounidense en La Habana, el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian A. Nichols, subrayó que «protestar por los derechos humanos no es sedición, como pretende el régimen en sus acusaciones».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%