Un joven cubano lleva más de dos años desaparecido en Ciego de Ávila

‘Considero que la Policía no ha hecho bien su trabajo ni tiene interés’, dice su madre,

El joven desaparecido Lever Guerrero Galván. N. GALVÁN VALLE/FACEBOOK

El joven Lever Guerrero Galván está desaparecido desde el 26 de julio de 2020, cuando salió de su casa a conectarse a un parque Wi-Fi en el municipio Chambas, Ciego de Ávila, y nunca volvió, contó a DIARIO DE CUBA Niurkis Galván Valle, su madre. 

«Desde el día que desapareció no he tenido ni la menor pista de él, nadie lo vio después que salió del parque Wi-Fi ni nada. He acudido en varias ocasiones a la Policía, pero ellos siempre me dicen que lamentablemente no tienen pista alguna de dónde pudiera estar», comenta Galván. Lever Guerrero tenía entonces 25 años de edad.

«Yo considero que la Policía no ha hecho bien su trabajo ni tiene interés, porque el celular de mi hijo apareció sin batería en el río cercano a mi casa y se lo dijimos a la Policía. También les dimos las claves para que accedieran a su perfil en Facebook. Aun así, nunca vienen a mi casa a decirme si hay algún avance en la investigación», señaló esta mujer, maestra de profesión. 

Con la intención de recibir alguna ayuda en la búsqueda de su hijo, Niurkis Galván asegura que hace más de un año que acudió a la Cruz Roja en Chambas. «El que trabaja aquí por esa institución hizo un expediente y lo entregó a la delegación provincial de la Cruz Roja en Ciego de Ávila«, pero «allí le dijeron que no procedía, que eso era un caso del Ministerio del Interior (MININT)

«Yo soy una simple maestra con 30 años de profesión, pienso que si Lever fuera el hijo de algún dirigente importante ya hubiera aparecido, pero la verdad es que las autoridades han hecho muy poco por buscarlo», concluyó esta madre. 

Desde que los cubanos tienen un mayor acceso a las redes sociales no dudan en denunciar la desaparición de familiares y amigos. Hasta el momento DIARIO DE CUBA ha dado a conocer seis casos más de personas desparecidas de distintas edades y lugares de residencia. En todos los casos no hay reportes de que estas personas hayan sido encontradas.   

El más reciente es el del cubano de 73 años Eddy Pascual Acosta Díaz, desaparecido desde el 18 de septiembre en el municipio avileño de Bolivia, sin que nadie sepa de su posible paradero. 

Está además el de la joven de 33 años Yeniset Rojas Pérez, quien fue vista por última vez el 18 de marzo de este año en Ranchuelo, Villa Clara. Sus familiares nunca más han vuelto a saber de ella. 

De igual modo, Erostilde Barthelemy, un hombre de 65 años quien desapareció el 28 de junio en la ciudad de Camagüey, tampoco ha sido hallado hasta el momento. 

Hasta ahora, ni las autoridades ni la familia han dado con el paradero de Francisco González, un hombre de 63 años residente en el municipio Guanajay y quien fue visto por última vez el 17 de julio del actual año. 

El 27 de julio del este año fue la última vez que la familia de Harold Daniel Sarduy Gutiérrez tuvo noticias de este joven de 22 años, con discapacidad intelectual, quien no regresó más a su casa en la localidad de Rancho Veloz, en Villa Clara. 

Por último está el caso de la dramática desaparición de la adolescente de 16 años Madeleysis Rosales Rodríguez, quien fue vista por última vez el 30 de mayo de 2021, en un parque cercano a su casa en Centro Habana. 

Cuba no está integrada al sistema de alerta internacional AMBER usado para buscar a personas desaparecidas. 

La prensa estatal en raras ocasiones publica casos de personas desaparecidas, aun cuando los familiares acuden a esos medios con una descripción de la persona y fotos del ser querido. 

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%