Un hombre se suicida en Cuba tras agredir con arma blanca a personas en una escuela primaria

El individuo, de 46 años, habría también asesinado a su propia madre antes de quitarse la vida.

El cuerpo sin vida del individuo. IRIS QUINTERO ZULUETA / FACEBOOK

Un individuo presuntamente con padecimientos psiquiátricos se suicidó lanzándose desde el techo de un edificio en Colón, Matanzas, después de asesinar a su madre y entrar a una escuela primaria, donde hirió a dos personas.

De acuerdo con el reporte de la periodista Iris Quintero Zulueta, del canal local TV Yumurí, el individuo tenía 46 años y se llamaba Geovanis Padrón Abreu. Este tenía, aseguró, «rasgos de esquizofrenia a partir de antecedentes familiares».

En su muro de Facebook, la reportera precisó que los hechos se produjeron en el edificio 33 del Reparto Frank País, en la calle Martorell de esa ciudad matancera. 

El individuo habría escalado «la parte alta de la edificación», para desde allí «lanzarse al vacío», aseguró Quintero Zulueta.

«Antes, en la escuela primaria, con un punzón agredió a dos personas sin causarles lesiones graves, ante la actuación de padres y personal del centro», agregó.

En el propio muro en la red social, la periodista entrevistó a una de las personas heridas en la escuela, quien aseguró que en ese centro docente tenía lugar una actividad de fin de curso cuando el individuo llegó y la agredió a ella y a otra persona con el punzón.

La lesionada, llamada Dianelis Torrens, comentó: «La suerte mía fue que los muchachos de la Empresa Eléctrica estaban ahí mirando y le empezaron a gritar, y así fue como él me dejó, salió corriendo, y parece que en ese momento fue que entró en la escuela».

El secretario docente de la escuela primaria Eduardo René Chivás, Reiner Pereira Govea, contó a la propia periodista que «ningún niño fue agredido. Muchos lloraron; enseguida los niños que estaban aquí se recogieron para las aulas y no pasó nada», señaló.

El periódico oficial local Girón se hizo eco del suceso en su propio perfil de Facebook. En el foro de esa publicación, varias personas hicieron referencia a la aguda escasez de medicamentos para las personas con dolencias psiquiátricas en Cuba.

Ante ello, Quintero Zulueta aseguró que el individuo tenía esos antecedentes «por su mamá, que sí era esquizofrénica. El muchacho trabajaba como carretillero y no eran buenas las relaciones con su mamá. No dudo que también lo sea, pero nunca mostró con las personas rasgos de violencia como lo ocurrido lamentablemente hoy».

No obstante, la matancera María de los Ángeles de Armas Hoyos apuntó: «Así como él irán aumentando los suicidios y las agresiones de los pacientes crónicos que hoy por hoy están sin medicamentos, y los que no padecen de ninguna enfermedad se están volviendo locos de pensar cómo sobrevivir y alimentar a su familia. Con la miseria de dinero y los altos precios de los productos básicos para sobrevivir, estamos muy cerca de llamar a nuestra Cuba linda la isla de los locos».

Los casos de suicidios en Cuba trascienden cada vez con más frecuencia a las redes sociales, mientras las autoridades no ofrecen cifras sobre el fenómeno y casi nunca los medios oficiales los reportan. Las carencias cotidianas y la falta de expectativas parecen estar entre las causas del incremento de ese flagelo.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%