¡Un desastre! Así fue la terrible experiencia de un cubano en el célebre restaurante habanero “El Cochinito” tras la reapertura: “Primera vez que tengo que decirle a un camarero que no voy a pagar”

Un cubano identificado como Rodolfo Rodríguez Fernández, acudió a las redes sociales a denunciar lo que considera ha sido el mayor desastre culinario de su vida, describiendo la pésima atención y calidad de los alimentos durante su visita este fin de semana al conocido restaurante “El Cochinito”, en el Vedado capitalino.

Según contó Fernández, nunca antes había visto tan poco profesionalismo y falta  de conocimiento de los elementos mínimos esenciales de la gastronomía.

“Primera vez en mi vida que tengo que decirle a un camarero “…me cambias la comida, porque esta, no la voy a pagar…”, expresó.

La ración de cerdo que le sirvieron la consideró un completo engaño al consumidor, ya que apenas fueron 6 o 7 tiritas de cerdo de aproximadamente 4cm del borde del pellejo y para colmo de males con pelos incluidos.

Lastimosamente, no fue solamente la pésima calidad de los alimentos el único contratiempo de su visita al “célebre” restaurante, sino que tuvo que lidiar con otra serie de problemas que enumeró y que compartimos a continuación:

1.) La organización de la entrada por los turnos, fue adecuada, sin embargo, con solo 7 mesas ocupadas 6 de dos comensales y una de 3 comensales las camareras empezaron a tomar los pedidos pasadas las 12:30 pm, más de media hora después de haberse sentado los clientes en las mesas.

2.) Aproximadamente alrededor de la 1:30 (una hora después de haberse tomado los pedidos) increíblemente paso las camareras a tomarlos nuevamente porque según ella “se habían mezclado en la cocina y no se sabía cuál era el de cada uno”, recuerden que dije que solo había 7 mesas, ¿sería que en las comandas o pedidos A+B no pusieron el número que identifica cada mesa?

3. Cuando esto que describí en el punto anterior sucedía, todo parece indicar que hubo algún problema o discusión en la cocina, pues los gritos se escuchaban en todo el salón.

4. Finalmente llegó la comida a las 2:10 pm, no solo la nuestra, hablo de todas y con pésima calidad y fría.

5. En mi caso, me apuntaron un producto (ensalada) que nunca me trajeron, por lo que el importe no se correspondía con lo realmente consumido.

Si este desastre fue al segundo día de la reapertura del restaurante. ¿cómo será dentro de un mes?

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%