Un activista cubano va a la cárcel por romper su celular ante la Seguridad del Estado

El Tribunal Municipal de Isla de la Juventud ratificó una condena de diez meses a Osvel Bárzagas Claro, miembro del opositor Partido Autónomo Pinero.

El activista de Isla de la Juventud Osvel Barzagas. YARBELIS ESCOBAR/FACEBOOK

El Tribunal Municipal de Isla de la Juventud ratificó una condena de diez meses de prisión a Osvel Barzagas Claro, miembro del opositor Partido Autónomo Pinero (PAP), por el supuesto delito de desobediencia, por el hecho de haber roto su celular delante de dos oficiales de la Seguridad del Estado, quienes se lo decomisaron el 21 de abril pasado, publicó el propio activista en su perfil de Facebook.

«Considero que soy otro joven que ha sido víctima de la represión de este Gobierno, solo por pensar diferente. No soy un delincuente y nunca he sido sancionado penalmente; aquí, en la Isla de la Juventud, todos me conocen y me quieren. Hago un llamado a la opinión publica internacional a que esté pendiente a todo lo que está sucediendo en Cuba y a todos los jóvenes que como yo somos víctimas de la represión de este Gobierno», escribió el activista pinero.

El mismo día del decomiso de su celular, a Barzagas Claro lo multaron con 3.000 pesos, para ello las autoridades se valieron del Decreto-Ley 370, que penaliza las expresiones críticas de los cubanos en redes sociales.

Sobre el decomiso de su teléfono, el activista expresó a Cubanet que se lo quitaron «así, sin ninguna explicación ni acta de ocupación. Yo se los di, pero antes lo rompí, fue la manera de salvaguardar mi intimidad».

El activista del PAP fue uno de los detenidos, además, por las protestas del 11J en la Isla de la Juventud y permaneció un mes encarcelado. Luego de ese tiempo salió de la prisión bajo fianza y finalmente recibió una multa de 3.000 pesos.

Barzagas Claro estuvo también el 15 de junio bajo vigilancia policial para impedirle asistir a los juicios de apelación de los activistas procesados por las protestas del 11J Ramón Salazar Infante, presidente del PAP; Martha de los Ángeles Pérez Acosta, también miembro del PAP; y Francisco Alfaro Diéguez, líder del opositor Movimiento 13 de Marzo, a quienes, luego de ser absueltos, se les impuso la medida de reclusión domiciliar por diez meses.

En esa vista también se ratificó la condena de tres años de cárcel a Juan Luis Sánchez Rodríguez por su participación en las protestas. Es el único encarcelado en la Isla de la Juventud en la actualidad por las manifestaciones del 11J.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%