Nancy Pelosi y Donald Trump

La noticia del positivo por coronavirus del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su esposa Melania, ha generado inquietud entre quienes se preguntan si esto afectaría a futuros paquetes de estímulo económico, como el aprobado por los demócratas el jueves en la Cámara de Representantes.

El paquete de estímulos aprobado en la Cámara Baja, con la oposición de la Casa Blanca y la mayoría republicana en el Senado, cuenta con un fondo de 2.2 billones de dólares para hacer frente a la crisis derivada de la pandemia. La propuesta quedó aprobada con 214 votos a favor y 207 en contra.

Se trata de una versión rebajada del proyecto que los demócratas autorizaron en mayo en la Cámara Baja, de 3.4 billones, el cual quedó estancado al no tener el apoyo ni de la Casa Blanca ni tampoco del Senado, dominado por los republicanos.

El nuevo rescate incluye subsidios al desempleo, otro cheque de estímulo para todos los ciudadanos y ayudas a sectores económicos estratégicos como la aviación, que el jueves inició despidos masivos al agotar los fondos previos. Pero es de temer que tampoco sea aprobado en el Senado.

Ante el panorama que deja la pandemia en la economía en Estados Unidos, son muchos los expertos que consideran serán necesarias rondas adicionales de estímulos, pero el acuerdo político es complicado.

En este sentido, Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, dijo que el diagnóstico de coronavirus del mandatario podría cambiar la forma de las conversaciones hacia un acuerdo de estímulo que ha sido esquivo, según reportó CNBC.

El análisis quizás sea un poco precipitado y optimista si se tiene en cuenta lo ocurrido ayer mismo. En una petición pública a las aerolíneas, Pelosi les invitaba a que no continuaran con los despidos que afrontan, porque la ayuda para este sector es inminente.

Según la demócrata, el positivo del presidente y la primera dama, “cambia la dinámica, porque aquí (los republicanos) ven la realidad de lo que hemos estado diciendo todo el tiempo. Este es un virus atroz”. Al mismo tiempo, agregó que oraría por la seguridad de Trump.

Sin embargo, su mensaje a las aerolíneas chocó con la dura realidad de un bloqueo republicano a la medida que pretendía brindar alivio a decenas de miles de trabajadores en riesgo inminente de licencias y despidos.

“El presidente DeFazio solicitó el consentimiento unánime para su proyecto de ley bipartidista independiente para extender el Programa de apoyo a la nómina. De manera decepcionante, los republicanos se opusieron a la legislación. Una y otra vez, los demócratas ofrecen legislación para salvar vidas y medios de subsistencia, solo para encontrar más obstáculos republicanos. O los republicanos no se toman en serio el desafío económico y de salud que enfrenta nuestra nación, o no les importa“, dice el comunicado.

Ante la propuesta de 2.2 billones de la oposición, la Casa Blanca ha puesto sobre la mesa un rescate de 1.6 billones. Uno de los puntos de desacuerdo son las ayudas para estados y municipios con problemas financieros que buscan aprobar los demócratas y que los republicanos rechazan.

Pero todo esto ocurrió antes de que se conociera que el presidente Trump tiene el virus. Por su parte, Pelosi dijo que, si bien estaba triste al escuchar el diagnóstico del presidente, tiene la esperanza de que sea una transición hacia un enfoque más sano de lo que se trata este virus y de cómo está afectando a la economía del país.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.