Nancy Pelosi y Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suspendió este martes las negociaciones con los legisladores demócratas para un nuevo paquete de ayuda económica por el coronavirus hasta después de celebrarse las elecciones en noviembre, a medida que los casos del virus están aumentando en gran parte del país antes de la temporada de gripe.

“He dado instrucciones a mis representantes para que dejen de negociar hasta después de las elecciones cuando, inmediatamente después de que gane, aprobaremos un importante Proyecto de Ley de Estímulo que se centrará en los estadounidenses trabajadores y las pequeñas empresas”, escribió Trump en Twitter, un día después de dejar el hospital donde se trató del COVID-19.

En la misma red social, Trump acusó a la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, de pedir “2,4 billones de dólares para rescatar a los estados demócratas mal gestionados y con alta criminalidad, dinero que no está de ninguna manera relacionado con COVID-19”. “Hicimos una oferta muy generosa de 1,6 billones de dólares y, como de costumbre, ella no está negociando de buena fe”, aseguró.

Tales resoluciones se producen mientras millones de estadounidenses continúan sufriendo dificultades financieras por el impacto de la pandemia. En una serie de tuits, también dijo que quiere que el Senado controlado por el Partido Republicano se concentre en confirmar a su nominada a la Corte Suprema Amy Coney Barrett.

Las negociaciones entre la Casa Blanca y los demócratas para aprobar un nuevo rescate llevan estancadas desde hace semanas y los progresistas reconocieron la semana pasada que difícilmente iban a dar resultados antes de los comicios.

El paquete de estímulos aprobado en la Cámara Baja, con la oposición de la Casa Blanca y la mayoría republicana en el Senado, cuenta con un fondo de más de 2 billones de dólares para hacer frente a la crisis derivada de la pandemia. La propuesta quedó aprobada con 214 votos a favor y 207 en contra.

Se trata de un fondo menor del proyecto que los demócratas autorizaron en mayo en la Cámara Baja, de 3.4 billones, el cual quedó igualmente estancado al no tener el apoyo ni de la Casa Blanca ni tampoco del Senado, dominado por los republicanos.

Ante la propuesta de 2.2 billones de la oposición, la Casa Blanca ofreció un rescate de 1.6 billones. Uno de los puntos de desacuerdo que se plantean, son las ayudas para estados y municipios con problemas financieros que buscan aprobar los demócratas y que los republicanos rechazan.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.