La ventaja del aspirante a la Casa Blanca, Joe Biden, respecto al presidente Donald Trump continuó disminuyendo este jueves en uno de los estados clave de Estados Unidos, Arizona

La ventaja del aspirante a la Casa Blanca, Joe Biden, respecto al presidente Donald Trump continuó disminuyendo este jueves en uno de los estados clave de Estados Unidos, Arizona, donde todavía faltan unos 280.00 votos por contar, informaron autoridades locales, aunque el demócrata podría ganar las elecciones sin vencer en ese territorio.

Con aproximadamente el 90 % de los votos escrutados, Biden encabezaba la contienda hasta la noche del jueves por unos 46 mil 300 votos, una diferencia corta que provoca que Trump y sus seguidores tengan la esperanza de poder firmar una victoria “in extremis” en un estado que aporta 11 delegados al Colegio Electoral.

Biden, al que medios como la agencia Associated Press (AP) y la cadena de televisión Fox News dieron como vencedor la noche electoral, ha insistido que se deben contar todos los votos antes de proclamarse vencedor.

No es imposible que Trump gane en Arizona

El estado, un feudo republicano inexpugnable desde que en 1996 el demócrata Bill Clinton (1993-2001) ganara, puede cambiar de signo a favor de Trump en las próximas horas.

La tarea es difícil, pero no imposible: Trump debe recibir el apoyo de algo más del 58 % de los votos restantes en todo el estado.

La principal preocupación del mandatario y sus votantes es que exista un supuesto “fraude electoral”.

“Creo que ha habido votos anulados de manera injusta; por eso aquí decimos ‘cuenten los votos”, contó a EFE Chase Johnson, un hombre de 34 años que pasó varias horas enfrente del Centro de Elecciones del Condado de Maricopa, donde se revelaron parte de sus resultados este jueves.

El objetivo a nivel nacional es llegar a los 270 votos electorales y, el marcador a estas horas es el siguiente: Trump 214 y, en el caso de Biden, 264 si se tienen en cuenta los delegados de Arizona o 253 si no se le suman.

Maricopa se ha convertido en tendencia en Twitter en varios países, entre ellos Estados Unidos y España. El motivo de que este condado, cuya capital es Phoenix, esté en boca de todos es porque faltan todavía por contar unos 200 mil 000 votos, es decir, casi la totalidad de los que quedan en Arizona, según la última actualización de las autoridades locales.

La presión de los seguidores de Trump fue de menos a más durante el día, con cánticos sobre la ilegitimidad de las elecciones y la necesidad de repetirlas en caso de que no todos los votos sean contados.

Esa idea la defendió en declaraciones a EFE un miembro del movimiento Qanon, grupo formado en foros de internet. “Yellowstone Wolf”, como se hace llamar este chico en las redes sociales, fue uno de los miembros más activos en la “defensa de los votos de Trump en Arizona” frente al centro electoral, según sus palabras.

“Estamos haciendo frente a la narrativa global de que Biden ganó mediante desobediencia civil, como Gandhi o Martin Luther King hicieron”, defendió.

Pese a que la jornada transcurrió sin mayores sobresaltos, sí hubo varios episodios de enfrentamiento entre votantes y varios periodistas. De hecho, la organización electoral habilitó un espacio reservado para los medios de comunicación, completamente vallada y custodiada por agentes de la policía local.

Algunos periodistas vestían chalecos antibalas, por la presencia de armas de alto calibre, como rifles semiautomáticos.

Entretanto, el candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, le dio la vuelta a los resultados provisionales en el estado de Georgia y se puso al frente, con una ventaja mínima, de su rival el presidente Donald Trump, que venía encabezando el conteo.

Los últimos resultados anunciados por los medios locales hacia las 4.30 horas (9.30 GMT) dan a Biden una ventaja sobre Trump de tan sólo 917 votos, una diferencia magra, pero significativa cuando quedan pocas boletas por contar (ya se tabuló el 99 %), y porque ha ido progresivamente cerrando el margen que le llevaba el gobernante.

Ante el ascenso de Biden en los estados clave pendientes, el presidente Trump ofreció una declaración en la Casa Blanca en la tarde del jueves en la que dudó de la fiabilidad del sistema electoral y volvió a denunciar ser víctima de un “fraude”.

Trump, que lleva meses criticando el sistema de sufragio por correo, insistió en que hay votos que son legales y otros que no, y ha emprendido acciones legales en varios estados.

“Si cuentan los votos legales nosotros ganamos fácilmente, pero si cuentan los votos ilegales pueden intentar robarnos las elecciones”, dijo Trump en una polémica acusación contra Biden.

Tribunales de Michigan y Georgia rechazaron este 5 de noviembre sendas demandas interpuestas por el equipo del presidente Donald Trump para detener el recuento de votos en estos estados, claves para decantar la balanza del resultado electoral.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.