El presidente de Estados Unidos podría ser dado de alta este lunes si sigue mejorando como hasta ahora, informó el médico de la Casa Blanca y doctor del mandatario, Sean Conley

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría ser dado de alta el lunes 5 de octubre si sigue mejorando como hasta ahora, informó este domingo el médico de la Casa Blanca y doctor del mandatario, Sean Conley.

En rueda de prensa para actualizar sobre la situación de Trump, internado desde el viernes en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed luego de ser diagnosticado como positivo a la COVID-19, Conley explicó que el presidente no presenta dificultades para respirar, tiene un índice de oxigenación en sangre de 98 por ciento y responde bien a los tratamientos, por lo que, si prosigue su mejoría, podría abandonar el hospital en Maryland y regresar a la Casa Blanca este lunes.

El galeno reconoció la confusión que se generó la víspera respecto al estado de salud del mandatario por visiones contradictorias entre sí. Según dijo, el viernes el paciente recibió oxígeno suplementario durante “alrededor de una hora”, pero nunca sus niveles de oxigenación “estuvieron debajo de 80”.

El sábado completó su segunda dosis de Remdesivir, sin experimentar efectos colaterales, y recibió terapia con dexametasona, un esteroide que ha demostrado ser eficaz en pacientes graves de coronavirus que requieren ventilación u oxígeno, agregó por su parte el doctor Brian Garibaldi, del hospital Johns Hopkins.

“A lo largo de su enfermedad, el presidente ha experimentado dos episodios de caídas transitorias en su saturación de oxígeno. Debatimos las razones y si debíamos intervenir. El equipo decidió, con base en la evolución de las cosas desde el diagnóstico inicial, que iniciaríamos con la dexametasona”, señaló al respecto Conley, al tiempo que insistió en la evolución favorable de Trump y la posibilidad de recibir el alta.

“No ha tenido fiebre desde el viernes” y “sus signos vitales son estables”, ponderó.

El informe médico es congruente con lo dicho el sábado por el propio Trump, quien mediante un video en su perfil de Twitter quiso poner punto y final a cualquier especulación para dejar en claro que se encuentra bien.

“Llegué aquí, no me sentía bien. Me siento mucho mejor ahora… Creo que volveré pronto y espero terminar la campaña tal como la inicié… Estoy empezando a sentirme bien”, afirmó el presidente en distintos momentos del video, aunque sin subestimar la enfermedad y consciente de que quedan días de recuperación por delante.

El viernes por la madrugada, Trump, que opta a ser reelegido para un nuevo mandato presidencial, informó que él y la primera dama, Melania Trump, dieron positivo a la prueba de coronavirus.

Horas antes la Casa Blanca había anunciado que una importante asistente que había viajado con él durante la semana, Hope Hicks, había dado positivo.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.