El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, publicó un breve mensaje desde el Centro Médico Militar Nacional “Walter Reed”, donde se encuentra hospitalizado, para tranquilizar a los estadounidenses sobre su estado de salud.

“¡Voy bien, creo! ¡Gracias a todos! ¡Amor!”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

El médico del mandatario, Sean P. Conley, anunció en un comunicado que han iniciado un tratamiento con el antiviral Remdesivir, y que el presidente no necesita suministro adicional de oxígeno

“No necesita ningún suplemento de oxigeno, pero tras consultar a los especialistas, hemos elegido iniciar el tratamiento con Remdesivir. Ha completado su primera dosis y está descansando cómodamente”, dijo Conley.

La pareja presidencial anunció en la madrugada del viernes que había dado positivo al coronavirus y que comenzarían de inmediato un período de cuarentena. La probable causa del contagio puede haber sido Hope Hicks, asistente principal del presidente, que viajó con Trump en la comitiva de la campaña electoral que asistió al debate con el candidato demócrata, Joe Biden.  

El presidente Trump fue trasladado en la tarde del viernes al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, para someterse a tratamiento médico contra el coronavirus durante varios días.

El helicóptero militar Marine One aterrizó en los jardines de la Casa Blanca para proceder al traslado del presidente hacia el hospital militar, ubicado en Bethesda, Maryland. Antes de abandonar el recinto presidencial, Trump grabó un mensaje agradeciendo a todas las personas que se han preocupado por su salud. El mensaje fue publicado en su cuenta de Twitter minutos después.

Trump salió caminando de la mansión presidencial, con una mascarilla negra y rodeado del personal de seguridad para abordar la aeronave.

El Centro Médico Walter Reed es el principal hospital militar de EE.UU. y cuenta con una sección especial para la atención al presidente

La enfermedad de Trump fue anunciada apenas 31 días de la elección presidencial del 3 de noviembre. Todas las actividades de campaña del presidente han quedado suspendidas por el momento.

Mike Pence pudiera asumir algunos actos de campaña que estaban planificados.Las elecciones podrían incluso llegar a suspenderse por primera vez en la historia de EE.UU., aunque sería una opción remota.La Constitución de Estados Unidos le da al Congreso la potestad de determinar la fecha de las elecciones, pero seguramente la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, se opondría a retrasarla.

Nuevos contagios entre políticos republicanos

Un alto cargo confirmó a CNN que el director de la campaña electoral de Trump, Bill Stepien, ha dado positivo en coronavirus y seguirá trabajando desde casa.

Asimismo, Kellyanne Conway, quien fuera una de las principales asesoras de Trump, y todavía integrante de su estrecho círculo de aliados, también ha dado positivo.

Los contagios siguen aumentado en la clase política estadounidense. El último en confirmar su caso ha sido el senador por Carolina del Norte, Thom Tillis, miembro del Comité Judicial, al que se suma el positivo del senador por Utah, Mike Lee. Los dos senadores republicanos estuvieron junto a Trump el sábado pasado en la ceremonia de nominación de la jueza Amy Coney Barrett para el Tribunal Supremo.

Ante el contagio de Trump, el presidente puede ceder temporalmente el mando del país a su ‘número dos’ en caso de estar incapacitado para seguir ejerciendo las funciones.

Desde la Casa Blanca han asegurado que la salud del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, es buena y han querido disipar cualquier duda sobre una posible transmisión de poder: “El presidente sigue en el cargo”.

Pence seguirá con sus actos de campaña y se enfrentará el próximo miércoles a un debate con la candidata demócrata a la Vicepresidencia, Kamala Harris.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.