Donald Trump durante el foro público en el Pérez Art Museum de Miami

El presidente Donald Trump aseguró este jueves en Miami que aceptará una traspaso pacífico del poder si el candidato demócrata Joe Biden gana la elección el 3 de noviembre, pero insistió en que su propósito es ganar para permanecer en la Casa Blanca.

Interrogado por la periodista Savannah Guthrie, presentadora de la cadena NBC, sobre un tema que ha agitado las controversias políticas en el país, Trump se enfrascó en un intercambio que incluyó cuestionamientos al voto por correo y denuncias de boletas con su nombre tiradas en basureros.

“Cuando veo miles de boletas tiradas en los basureros y cuando veo boletas militares tiradas en los botes de basura, tengo que cuestionarlo. Espiaron mi campaña y los atraparon, intentaron derribar a un presidente en funciones debidamente elegido, ¿y me preguntas si aceptaré un traspaso de poder pacífico?”, respondió Trump . “La respuesta es sí, lo haré. Pero quiero que sea una elección honesta y eso también lo quieren todos los demás”.

Y enfatizó: “Idealmente, no quiero una transferencia, quiero ganar la elección”.

Trump participó en un foro público en el Pérez Art Museum de Miami (PAMM), en el centro de la ciudad, con la asistencia de votantes de todas las tendencias. El encuentro se prolongó por una hora coincidiendo con una presentación televisiva del ex vicepresidente Biden en Filadelfia, por la cadena ABC.

Fue una jornada intensa en Miami. A pesar de la redoblada presencia policial y el bloqueo de autopistas y avenidas aledañas, partidarios de Trump y de Biden se enfrentaron en airados debates y obligaron a realizar al menos siete arrestos.

En horas más tempranas, el vicepresidente Mike Pence asistió a un acto en el Memorial Cubano de Tamiami Park, en el suroeste de Miami-Dade y prometió a los asistentes seguir presionando por la democratización de la isla. “¡Cuba libre!”, dijo en español.

El foro público con Trump en el PAMMM comenzó a las 8 p.m. y estuvo precedido por un dardo del presidente contra la cadena vía Twitter.

Poco antes el presidente comentó que estaría participando en el “gran Fake NBC News, en Miami. “Me pregunto si me tratarán tan bien como a Sleepy Joe. ¡Ellos deberían!,” dijo, en alusión a un foro similar de la cadena con Biden la pasada semana.

Con semejante preámbulo crítico, el diálogo con Savannah Guthrie fue cordial, pero tenso, y la conductora fue incisiva en sus acotaciones, sin dejar de presionar al presidente para impedir que evadiera las preguntas y lograr respuestas puntuales.

Guthrie le pidió a Trump que aclarara su postura sobre los grupos supremacistas blancos, pues según ella su respuesta durante el anterior debate presidencial no había resultado convincente.

“Sí, yo denuncio la supremacía blanca, de acuerdo… Denuncio a los supremacistas bancos, lo he hecho, durante años”, afirmó el mandatario, que inmediatamente desvió la interrogante hacia su contrincante democrata.

“Pero no le preguntaste a Joe Biden si denuncia a Antifa. Denuncio la supremacía blanca, y si quieren saber algo, denuncio a Antifa, que son violentos , matan gente  y queman nuestras ciudades, afiliados a la izquierda”,  aseveró.

El encuentro repasó temas de primer impacto a nivel  nacional, como el coronavirus, la enfermedad del presidente y el uso de mascarillas, su controversial declaración de impuestos, el plan de salud Obamacare y la nominación de la jueza Amy Coney Barrett. Y también desembocó en teorías de conspiración como las elaboradas por el grupo QAnon, que a principios de esta semana lanzó la versión de que Osama bin Laden seguía vivo y Trump la reprodujo en su Twitter.

El presidente se defendió diciendo que él solo retuiteó una opinión de QAnon y que las personas pueden llegar a sus propias conclusiones.

“Eso fue un retuit. Esa fue la opinión de alguien, y eso fue un retuit. La gente puede decidir por sí misma. Yo no tomo una posición”, expresó.

Aunque Trump dijo que no conocía sobre QAnon, admitió que sí sabía que luchaban “muy duro” contra la pedofilia, un esfuerzo que él respaldaba.

Surgido en 2017, QAnon encarna una de las principales teorías de conspiración de la extrema derecha bajo la suposición que existe un “estado profundo secreto  contra la presidencia de Trump y sus seguidores.

La campaña de Trump lanzó duras críticas a Guthrie una vez concluido el foro público de Miami.

“Aunque la Comisión [de Debates Electorales] canceló el debate en persona que podría haber ocurrido esta noche, uno ocurrió de todas formas, y el presidente Trump derrotó contundentemente a Savannah Guthrie de la NBC en su papel de opositora y sustituta de Joe Biden. El presidente Trump manejó magistralmente los ataques de Guthrie e interactuó cálida y eficazmente con los votantes de la sala”, señaló una declaración del director de comunicaciones de la campaña republicana, Tim Murtaugh.

Nacionalmente, las encuestas promedian una ventaja de 10-12 puntos porcuentuales de Biden con respecto a Trump, aunque en la Florida la contienda electoral aparec e más reñida, con una ligera ventaja del candidato demócrata.

El próximo y último debate presidencial será el 22 de octubre en Nashville, Tennessee, a escasos 12 días de las elecciones generales en el país.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.