Triste ‘Día de los padres’ en Cuba: sin corriente, sin comida y bebidas en MLC

El día pasó, pero los apagones, el hambre, la miseria, y la emigración continúa

Los padres no pudieron celebrar su día en Cuba. No había comida, electricidad ni bebidas. (Foto ilustrativa: Periódico Cubano)

La triste realidad de Cuba está siendo arrolladora, incluso, para personas que han creído en el gobierno comunista, que rige el país por más de 60 años.

El avistamiento de una nueva protesta masiva ya se huele en cada parada de guagua, en cada cola para comprar alimentos, y en cada familia cubana, que llora y lamenta lo que está sucediendo, y no ve la luz al final del túnel.

El domingo 19 de junio, fecha en la que una gran cantidad de países latinoamericanos celebraron el Día de los padres, fue triste para las familias cubanas.

Sin electricidad, sin comida, y sin bebidas para festejar el día, pasaron la jornada la mayor parte de la población de a pie, a la que se le ha pedido seguir resistiendo.

En toda la Isla la carne de puerco supera los 250 pesos la libra, precio asfixiante para los salarios en el país. Fuentes cercanas a Periódico Cubano aseguraron que en Santiago de Cuba las bebidas, principalmente las cervezas, solo estaban siendo comercializadas en Moneda Libremente Convertible (MLC), dinero al que no tiene acceso la mayor parte de la población. En algunos puntos de esta ciudad se encontraban, porque reportes en redes sociales en otras partes del territorio, no ubican ese líquido ni en MLC.

En Holguín, además de apagones iniciados a las 6 de la mañana, tampoco una botella de ron se pudieron tomar la mayoría de los homenajeados. Actualmente, el precio de esta bebida ronda los 1000 pesos en moneda nacional.

Pero, ¿qué hace la dictadura?, nada, simplemente apretar más la cuerda, para seguir ahogando a ese pueblo que no tiene más opción que lanzarse a la calle o salir huyendo del país.

Todo el fin de semana el presidente designado de la Isla, Miguel Díaz-Canel, se la pasó, visitando termoeléctricas, haciendo ver a través de los medios oficialistas que estaba trabajando, no sirvió de nada, porque los padres no tuvieron electricidad.

Lis Cuesta, la “esposa que trabaja”, solo para eventos de turismo donde la comida es en abundancia, se atrevió a felicitar a los papás cubanos en su día. Pero no fue capaz, desde su pedestal, de hablar de la celebración que realmente estaba teniendo el pueblo.

Los comentarios en las redes sociales, no se han hecho esperar. Un ejemplo de que el descalabro es a nivel nacional es la publicación del locutor Yunior Morales, que catalogó de “criminales” a los representantes del gobierno por no garantizar, aunque sea en un día festivo, luz eléctrica.

“Juro que intento desconectar el malestar, pero eso es un abuso, ¡carajo!”, expresó el comunicador.

El día pasó, pero los apagones, el hambre, la miseria, y la emigración continúa, en una Cuba, donde socialmente se ve afectado el ciudadano, pero mentalmente las laceraciones son más profundas.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%