Ante la crisis alimentaria, el régimen insiste en que el pueblo coma tripas y productos elaborados a base de estas.

La emisora estatal Radio Victoria, perteneciente a la provincia de Las Tunas, publicó en su sitio web este 8 de octubre un artículo en el que se devela: tripas y butifarra es lo que tiene el castrismo para alimentar a los habitantes de ese oriental territorio.

Según el texto “los trabajadores de la Empresa Cárnica de Las Tunas buscan variantes para garantizar los diversos productos que conforman la canasta básica normada y aquellos que se comercializan en la red de carnicerías especializadas”, pero señala que debido a la falta de recursos los trabajadores de ese centro cada día tienen que recurrir a la “ingeniosidad para alcanzar sus metas, en medio de no pocas limitaciones tecnológicas y de materias primas”.

El director comercial de la Empresa Cárnica en Las Tunas, Leandro Licea Olivero, explicó que a partir de las afectaciones con la carne de cerdo, como elemento principal de parte importante de los productos que allí se elaboran, tuvieron que realizar un reajuste del plan para tratar de cumplir con la entrega de la canasta básica familiar.

El funcionario reconoció que los resultados productivos de este año están muy por debajo de las potencialidades de la industria, pero dijo que se debe al “descenso considerable de entregas de carne por el sector agropecuario, situación que amenaza extenderse en lo que queda de año”.

Señaló Licea Olivero que la industria se ha mantenido produciendo gracias a la entrega, por parte del Ministerio de la Industria Alimentaria, de la carne mecánicamente deshuesada, “producto importado conocido como MDM o picadillo de pollo, que ayuda a suplir otras materias primas”.

Sin más rodeos, el funcionario reconoció que ante esta terrible realidad, la industria cárnica tunera busca otras soluciones de insumos como “extensores” en la “elaboración de embutidos”.

Precisó que otros productos como la butifarra, “continúan elaborándose, aunque en menor cantidad”.

Destacó que la empresa en estos momentos se inserta en la venta mayorista a trabajadores por cuenta propia, “relacionados directamente con la elaboración y comercialización de alimentos”, aunque con tripas y butifarras es poco probable que un cuentapropista saque adelante su negocio.

Por su parte Radio Victoria alega que la Empresa Cárnica de Las Tunas como “otras de su tipo en Cuba”, depende del “vital desarrollo de producciones agrícolas locales destinadas a garantizar el sustento de la masa porcina, cuya carne deviene renglón imprescindible para la industria”.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.