Tres niños que participaron en el 11JCuba seguirán ‘bajo custodia’ del MININT en Matanzas

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos inicia una campaña para visibilizar y crear conciencia sobre la existencia de presos políticos en la Isla.

Eric Yoangel Héctor Plaza y Maikel Michel Miranda Vega. SALOMÉ GARCÍA BACALLAO/TWITTER

Tres menores de edad que participaron en las protestas del 11 de julio de 2021 en Cárdenas, Matanzas, se mantendrán «bajo custodia» del Ministerio del Interior (MININT), informó la activista de Justicia 11J Salomé García Bacallao en Twitter.

Eric Yoangel Héctor Plaza, de 14 años, Maikel Michel Miranda Vega, de 13, y Yenson Rizos Cabrera, de 14, están internados en la Escuela de Formación Integral de la provincia matancera y, según García Bacallao, podrían estar seis meses más allí.

«El mes que viene, quizás ya salga completo. Eso es lo que me han dicho», decaró a Martí Noticias Yadaris Plaza Moreno, la madre de Eric Yoangel Héctor Plaza.

«Todavía no me han dado ningún documento. Lo único es que tengo que esperar que La Habana mande los papeles para ellos darle la libertad. También me plantearon que, a lo mejor, tiene que terminar el noveno grado que está cursando, entonces saldría en noviembre. No sé, tengo que esperar», explicó Plaza Moreno.

Héctor Plaza y Miranda Vega fueron acusados de apedrear el Hospital General Julio Aristegui Villamil de Cárdenas, pero testigos negaron que estén involucrados.

El internamiento de estos adolescentes en la escuela matancera responde a que por sus edades no pueden enfrentar un proceso penal corriente, y el Gobierno cubano intenta «reeducarlos» en escuelas de fuerte régimen interno.

Observatorio Cubano de Derechos Humanos inicia nueva campaña

Por otra parte, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) inició una campaña para asistir a los prisioneros políticos cubanos y a sus familiares, según explicó su director de Estrategias, Yaxis Cires, a Martí Noticias.

La iniciativa también busca generar solidaridad de todos los cubanos con la situación de los presos de conciencia en la Isla.

«También lo que se busca es una mayor implicación de la ciudadanía, una mayor implicación de los exiliados en la solidaridad con estos casos, con sus familias. Hoy, el país sufre un extremo empobrecimiento. Para estas familias que tienen a sus seres queridos presos, la cruz es más pesada todavía», explicó Cires sobre los ojetivos de la campaña.

Consideró que esta será también una forma «de crear la conciencia de que es importante que Cuba, que los cubanos, vivamos donde vivamos, nos preocupemos por nuestros presos políticos y de conciencia».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%