Tres jóvenes del servicio militar habrían sido heridos en la Ceremonia del Cañonazo

Una fuente asegura que llegaron en ambulancias al hospital ‘Calixto García’

La Ceremonia del Cañonazo se realiza cada noche en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña. (Foto ilustrativa: Radio Rebelde)

Al menos tres jóvenes cubanos del servicio militar obligatorio habrían terminado heridos a causa de la explosión de un cañón que era limpiado, tras la conclusión de la Ceremonia del Cañonazo, en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en La Habana.

Una fuente informó a la redacción de Periódico Cubano que los lesionados llegaron en ambulancias al Hospital Universitario ‘General Calixto García’; uno presentaba severas lesiones en la mano y otro más se encontraba en estado grave.

La fuente dijo que los jóvenes, integrantes del batallón de la Ceremonia del Cañonazo, estaban limpiando el artefacto militar y en cierto momento vino la explosión debido a los restos de pólvora en su interior.

Asimismo, se mencionó que el más grave de los tres terminó impactado entre un muro y partes del cañón.

De confirmarse este hecho, los jóvenes se sumarían a la lista de reclutas que han sido víctimas de un servicio militar despreciado entre la sociedad cubana por ser muy peligroso.

Hospital ‘Calixto García’, uno de los más importantes de La Habana. (Foto: Periódico Cubano)

El régimen obliga a los adolescentes a cursarlo, como una condición indispensable para poder continuar con sus estudios universitarios, y quienes se niegan corren el riesgo de terminar bajo arresto.

Las familias cubanas sufren cuando los hijos son movilizados a las bases militares para el servicio, debido a que en estos lugares han ocurrido un indefinido número de muertes que quedan impunes.

Accidentes en el Servicio Militar Obligatorio en Cuba

El pasado mes de junio, un joven oriundo de Camagüey murió mientras se encontraba en una base de esta provincia. Primeramente, se reportó que el muchacho fue hallado muerto con dos disparos de un arma AKM en su cabeza.

Sin embargo, las investigaciones posteriores demostraron que las detonaciones se originaron desde un arma de fuego que no tenía huellas dactilares. Además, el cuerpo del joven presentaba marcas de violencia y laceraciones.

Yoeddy Martínez Carrión, padre de la víctima, denunció las incongruencias y presentó evidencias mediante un video, en la búsqueda de justicia para su hijo.

Posterior a este caso, la activista Raisa Velázquez publicó en Facebook que no enviaría a su hijo al servicio y responsabilizó al régimen por cualquier consecuencia ante esta decisión.

“Mi hijo no se va a presentar al chequeo médico el próximo lunes, cuando vengan de nuevo a tocar mi puerta les diré que mi hijo no va a defender a este sistema, mucho menos a esta dictadura”, manifestó la opositora.

Velázquez, defendiendo su postura, recordó cuando una funcionaria castrista dijo ante expertos independientes de las Naciones Unidas que el servicio militar en Cuba no es obligatorio y lo presentó como una opción voluntaria para hombres y mujeres de la Isla.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%