Tres adolescentes en la explosión del Hotel Saratoga: ‘Nadie se atrevía a cargar la caja para enterrarla’

La explosión del Hotel Saratoga terminó con la vida de 46 personas. Algunas de ellas tardaron en recibir la atención necesaria para salvarse.

Mélanie Laura Mosqueda Chacón. MELANIE LAURA MOSQUEDA CHACÓN/FACEBOOK

Mélanie Laura Mosqueda Chacón, Lorena Más Llorente e Ismeily González La O caminaban por la esquina del Hotel Saratoga sobre las 10:50AM del viernes 6 de mayo cuando las sorprendió la explosión. Mélanie falleció por heridas recibidas en el cuello después de esperar demasiado tiempo para ser atendida. Una acera del Capitolio fue lo mejor que se le pudo ofrecer a esta adolescente.

Lorena aún permanece hospitalizada e Ismeily ya se recuperó y retomó los estudios. Por lo general compartían mucho tiempo desde hacía tres años, cuando empezaron a estudiar el técnico medio de Alojamiento Hotelero en el Instituto Politécnico de Servicios (IPS) Playa Girón, del municipio Playa. Paradójicamente, un hotel acabó con esa unión.

DIARIO DE CUBA ha rastreado algunos pasajes de esa mañana e Ismeily González La O nos ofreció de manera exclusiva su testimonio.

¿Cómo había ido tu día antes de pasar por el Saratoga?

«Ese día andábamos juntas como todos los días. Íbamos a vacunarnos la dosis de refuerzo; ellas sí se vacunaron, pero yo no pude porque me dio el Covid y no tenía el ciclo de la próxima vacuna. No teníamos planes para ese día, cada cual ya iba para su casa.»

¿Cómo fue la explosión? ¿Cómo la recuerdas?

«No sé describirte el sonido de aquello porque fue tan fuerte que me dejó impactada. Vi un gesto de mi amiguita Mélanie como intentando llevarse las manos al cuello y caerse. Y Lorena parada, tapándose los oídos.»

Ese día al grupo de Mélanie, Ismeily y Lorena le tocaba prácticas en el Hotel Panorama de Playa, pero fueron suspendidas para que acudieran a vacunarse. Unos segundos antes de la explosión en el Saratoga las tres jóvenes de 17 años se bajaron de un taxi rutero y nada parecía fuera de lo normal.

En el momento terrible no conversaban. Ismeily escuchaba música.

¿Qué les ocurrió producto de la explosión?

«Yo tengo una lesión en el cuello, donde me dieron dos puntos cerca de la yugular; además de pedacitos de vidrio en el pie y en el brazo derecho. Lorena tiene muchas lesiones debido a las cortaduras en los brazos. Fue operada. Tiene pequeñas fisuras en la pelvis, afectaciones en corazón y pulmón. Estuvo crítica, pero ya se está recuperando satisfactoriamente, lo cual a mí me causa mucha felicidad.»

El cuello de Melanie es el último recuerdo que Ismeily conserva de su amiga. No supo que pasó después con ella porque entró completamente en shock. Solo reaccionó cuando una mujer tropezó con ella y empezó a correr.

¿Cómo saliste de allí? ¿Alguien te ayudó?

«A mí me llevaron dos señoras para el restaurante Los Nardos, donde me lavaron la cara, me dieron agua para que me calmara y luego llamaron a mi papá. Él no pudo llegar a mí porque había muchas personas y le dijeron que ya yo estaba para el policlínico.»

Según un compañero de estudios de estas chicas que prefiere mantenerse en el anonimato (lo llamaremos Jorge), Mélanie se desangró en una acera del Capitolio.

Jorge, ¿qué ocurrió con Mélanie Laura Mosqueda Chacón?

«A Mélanie el impacto de un vidrio le corta el cuello y empieza a desangrarse. Ella se pone la mano para detener la sangre hasta que queda con los signos vitales leves. Entre un policía y un civil la trasladan hasta el Capitolio y la dejan tirada ahí hasta que llegara el SIUM (ambulancia del Sistema Integrado de Urgencias Médicas).»

«Llega la ambulancia como a la hora—continúa Jorge—, y la trasladan hacia el Hospital William Soler. En el camino fallece, por toda la sangre que perdió. A nosotros nos dan la noticia de ella sobre las 2:00PM porque los demás muchachos empezaron a ver los videos que circulaban en Facebook y por la ropa se dieron cuenta de que ella era la que permanecía en la acera del Capitolio.»

Prácticamente desde que ocurrió la explosión, los transeúntes empezaron a transmitir el siniestro en vivo a través de Facebook. Desde varios ángulos los videos se encadenaban unos con otros para, de manera espontánea, narrar lo que muchos internautas se resistieron a creer.

En ninguna de esas directas se observa una ambulancia en las inmediaciones del Saratoga. Solo pasadas las 11:30AM comienzan a publicarse las primeras imágenes donde se ven vehículos del SIUM.

Según un reporte del noticiero de la Televisión Cubana de septiembre de 2020 en La Habana solo operaban 47 ambulancias. En enero del 2021 el Gobierno recibió una donación de 14 vehículos para llegar a 61 en total. Pero en mayo de ese mismo año otro reporte de la Televisión Cubana explicaba que el 50% del parque estaba fuera de servicio debido a roturas. Es decir, en mayo de 2021 solo operaban en La Habana unas 30 ambulancias para asistir a una población de 2.132.394 personas, un vehículo cada 71.000 personas. La OMS recomienda una ambulancia cada 25.000 habitantes.

DIARIO DE CUBA tuvo acceso a dos videos que exponen los hechos narrados por Jorge. Uno del momento en que la llevan hasta la acera, y otro donde se ve que permanece tendida allí sin que nadie la asista. Por respeto a la víctima, no reproducimos estas imágenes.

Jorge, ¿qué hicieron los demás miembros del grupo?

«Nosotros fuimos para la funeraria de Zanja y se demoraron en llevar el cadáver de Mélanie. Llegó como a las 10:00PM. Ahí se presentaron algunos funcionarios de Educación junto a la ministra Ena Elsa Velásquez, dos o tres coroneles de la PNR, más los familiares y amigos. La cuadra de la funeraria estaba llena de gente. Al entierro no pude ir, pero según me dijeron fue algo bastante triste. Nadie se atrevía a cargar la caja para enterrarla. Nadie se creía lo que había pasado.»

Ismeily fue ingresada en el Hospital Pediátrico Juan Manuel Márquez y el domingo 8 de mayo recibió el alta. Tanto en el policlínico de La Habana Vieja como allí la trataron muy bien. Ante la pregunta de si tomaría alguna acción legal por lo ocurrido, contestó: «No, por ahora lo que tengo entendido es que fue un escape de gas y en caso de que hubiera algún culpable… bueno, no los harán saber y veremos qué se puede hacer».

Mélanie quería terminar de estudiar el técnico medio y entrar a la Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana. Su abuela Isabel Pereiro desde el 6 de mayo muestra su desconsuelo en Facebook.

Los nombres de los primeros fallecidos por la explosión en el Hotel Saratoga no fueron publicados por el Gobierno cubano hasta pasadas 24 horas después del siniestro. Hasta el momento no se han ofrecido detalles de cuándo, cómo, dónde o por qué (causa clínica de la muerte) fallecieron estas personas. Solamente el nombre, la edad y el lugar de procedencia de las víctimas circulan por los medios.

Tanto el Hotel Saratoga como la empresa que lo abastecía de gas al momento de la explosión —CUPET— pertenecen íntegramente a la cúpula del Gobierno cubano. Están asociados al conglomerado de empresas militares GAESA, regentado por Luis Alberto Rodríguez López-Callejas. Hasta el momento no se han ofrecido detalles concluyentes de la explosión por parte de este poco mediático personaje.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%