“Esta es una zona donde se dan muy bien los pepinos de forma silvestre”, afirman los lugareños

Este viernes 14 de noviembre los medios estatales cubanos divulgaron la noticia del insólito caso de un pepino que llegó a crecer hasta sobrepasar las 23 libras en el municipio camagüeyano de Nuevitas, aunque ya desde el día 12 las imágenes de la inmensa hortaliza circulaba por las redes sociales.

La emisora de esa localidad explicó que el pepino fue recogido por “los vecinos del edificio multifamiliar número uno en la Comunidad Residencial 9”, de la ciudad de Nuevitas, ubicada en el norte de esta urbe.

Anteriormente, como un dato curioso, ya habían cosechado allí otro pepino, pero aquel pesó 27 libras. “Esta es una zona donde se dan muy bien los pepinos de forma silvestre”, afirman los lugareños.

En las redes sociales las imágenes del pepino han causado mucha impresión y han sido compartidas por un sinnúmero de usuarios que no salen del asombro, pues esto no es algo que pase todos los días, y hasta han bromeado al respecto, como en el caso de Jose Rodríguez Acosta, quien entre risas, y signos de exclamación, preguntó cuánto dinero se puede hacer con un ejemplar de esas proporciones, estando la libra a ocho pesos.

Según el periódico oficialista Juventud Rebelde, el suceso alcanza más notoriedad “en un territorio de cuyos suelos se dice que no son propicios para los cultivos por su alta salinidad”.

Por su parte Radio Nuevitas, afirmó que “este monumental ejemplar de la familia de las cucurbitáceas no deja lugar a los cuestionamientos sobre la productividad de esta zona, donde además existen varios organopónico”. Lo que sucede es que en el norteño territorio existe la creencia popular de que allí no se dan bien los cultivos debido a la salinidad del suelo.

Si bien un pepino de 23 libras es cosa de asombro, más aún el número de cubanos que pueden comer de él, o las veces que puedan hacerlo, principalmente en medio de la terrible crisis alimentaria que vive el país desde hace más de un año; pero de esta crisis ninguno de los medios del régimen habla.

Hay que añadir que este pepino se dio de forma silvestre; los vecinos de la Comunidad Residencial 9 lo único que hicieron fue recogerlo. Puede que ahora, como está la situación en la isla castrista, a alguno se le ocurra guardar las semillas y trabajar el terreno, para que otros ejemplares de esta hortaliza continúen llegando a la mesa de los que allí residen.  

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.