Tras reconocer el alto número de embarazadas con anemia, un hospital cubano ensaya un medicamento con ellas

El fármaco se produce a partir de otros dos que tienen ‘una efectividad limitada’ y generan problemas estomacales.

Embarazada cubana. ACN

En tres hospitales de La Habana avanza la segunda fase de ensayo clínico del medicamento Combifer-T para tratar de la anemia ferropénica (por falta de hierro) en embarazadasreportó la oficial Agencia Cubana de Noticias.

El estudio, que lidera el estatal Centro Nacional de Biopreparados (BIOCEN), se desarrolla en los hospitales Ramón González Coro, Hijas de Galicia y Maternidad Obrera.

La información trasciende a pocos días de que el periódico oficial Tribuna de La Habana reconociera que hasta el 70% de las embarazadas llegadas a Maternidad Obrera padecían anemia por baja hemoglobina.

Las pacientes son gestantes de entre las 18 y 26 semanas que acudan a la consulta de anemia por presentar niveles de hemoglobina entre 80 y 109 g/L, precisó Suset Rodríguez Chávez, especialista del Grupo de Ensayos Clínicos del BIOCEN.

Las pruebas involucran a 120 embarazadas divididas en tres grupos que recibirán las dosis por tres meses.

El Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos dice que el estudio terminará el próximo 30 de noviembre, los resultados estarán disponibles el 31 de enero y se publicarán el 31 de marzo.

Este medicamento pretende sustituir a los ya establecidos para tratar la anemia: Trofin y fumarato ferroso. Lo paradójico es que estos son la base del Combifer-T.

«El Combifer-T se presenta en forma de polvo para suspensión y surge a partir del Trofin deshidratado combinado con el fumarato ferroso», explica el reporte de la ACN.

Lo que no dice la ACN es que tanto el Trofin como el fumarato ferroso provocan problemas estomacales en las gestantes que lo consumen. Un estudio publicado por la revista Anales de la academia de Ciencias de Cuba reconoce que «estos preparados tienen una efectividad limitada, lo cual está vinculado en gran medida a la ocurrencia de reacciones adversas gastrointestinales que se producen en hasta un 50% de las pacientes.»

La jefa de obstetricia de Maternidad Obrera reconocía hace poco en Tribuna de La Habana que el tema de la anemia se extendía a «casi la generalidad de las embarazadas tratadas en la capital».

El enfrentamiento a este tipo de dolencias se complejiza debido a la grave escasez de alimentos que hay en Cuba.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%