Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

Desde 1985 y hasta 2020, el británico Paul Farrell, de 55 años, abusó sexualmente más de 500 veces de ocho menores de entre 5 y 16 años, según las autoridades.

Metropolitan Police

Un empleado de un hospital infantil de Londres (Reino Unido) se enfrenta a cadena perpetua tras declararse culpable de haber cometido, a lo largo de 35 años, un total de 69 delitos sexuales contra varios niños, escondiéndose tras de la apariencia de un «cariñoso hombre de familia». 

Desde 1985 y hasta 2020, Paul Farrell abusó sexualmente más de 500 veces de ocho menores que para el momento tenían entre 5 y 16 años, aseguraron los fiscales durante una audiencia judicial efectuada este viernes, recoge Daily Mail.

En documentos judiciales se afirma que el «prolífico agresor sexual», de 55 años, se hacía amigo de los padres antes de cometer sus delitos, que incluyeron intento de violación, agresión sexual a un infante menor de 13 años y realización de fotografías indecentes de niños. «Farrell era extremadamente calculador y taimado en su búsqueda de niños: se alojaba en las casas de las familias que lo acogían y se ganaba su confianza, sólo para abusar de los hijos en las narices de sus padres durante un período prolongado», señaló el detective superintendente Dave Courcha.

El fiscal, Paul Douglass, reveló ante el Tribunal de la Corona de Wood Green, entre otras cosas, que el portero del Great Ormond Street Hospital llevaba a dos de sus víctimas a su lugar de trabajo con el pretexto de hacer prácticas. «Las agresiones contra dos de las víctimas ocurrieron en Great Ormond Street, en el cuarto donde guardan la ropa de cama, que es donde el acusado estuvo basado durante un largo tiempo mientras era empleado allí. Tenía una llave, cerraba la puerta y abusaba de dos niños», dijo. Mientras, otros delitos tuvieron lugar en los hogares de los menores y en un centro comunitario. 

Durante un registro realizado el año pasado en el domicilio de Farrell, al norte de Londres, las autoridades encontraron en su dormitorio una caja fuerte que contenía numerosos DVD indecentes y fotografías de niños, mientras que en su teléfono móvil se hallaron imágenes obscenas de menores, material pornográfico extremo y mensajes de texto que llevaron a realizar investigaciones sobre otras jóvenes víctimas que podrían haber sido objeto de abusos.

El hombre fue detenido en enero de 2020, después que las víctimas lo denunciaran. Los delitos más recientes se produjeron el pasado junio, mientras estaba en libertad condicional, informó la Policía. Las autoridades subrayaron que dada «la naturaleza depredadora de sus delitos durante un periodo de tiempo extremadamente largo», existe la posibilidad de que el acusado haya abusado de otros niños.

La audiencia de sentencia de Farrell se tomará dos días debido al elevado número de delitos, y tendrá lugar el 21 y el 24 de mayo, detalló el juez Noel Lucas.

TOMADO DE ACTUALIDAD.RT

Share This
A %d blogueros les gusta esto: