‘Todo cambió. No sabíamos lo que estaba pasando’: la tragedia del golpe de Estado en Birmania

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Al menos 42 funcionarios y 16 activistas habrían sido detenidos, según la Asociación de Asistencia a Presos Políticos.

La Premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, y el militar golpista Min Aung Hlaing. AP

La Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi y el presidente, Win Myint, están entre los 42 funcionarios de Birmania que fueron secuestrados este lunes por el Ejército de ese país, tras el golpe de Estado. Mientras la comunidad internacional anuncia que tomará medidas contra los militares, los residentes y familiares en el exterior viven una calma tensa.

«Mi padre fue secuestrado por el ejército birmano. No sabemos dónde se lo llevaron ni cuál es su estado», dijo Wai Hnin Pwint Thon, activista de derechos humanos que vive en Londres y es hija de un político local, Mya Aye. La activista compartió en las redes sociales el instante en que los militares secuestraron a su padre, informó el diario español El Mundo.

Según la Asociación de Asistencia a Presos Políticos (AAPP), también están detenidos unos 16 activistas. Los militares detuvieron a los políticos del partido la Liga Nacional para la Democracia (NLD) y otras minorías en el país. El comandante Min Aung Hlaing tomó el poder en Birmania. 

«Fue muy extraño y rápido. En unas horas todo cambió. Despertamos sin internet. El teléfono tampoco tenía señal. No sabíamos lo que estaba pasando hasta que en la televisión explicaron que los militares volvían a tomar el poder», dijo Kyaw Naing Htun, un activista de la AAPP.

El activista fue uno de los residentes que salió a abastecerse a los mercados. «Había mucha gente haciendo lo mismo. Mi padre fue al cajero a sacar dinero. Después nos encerramos en casa. Pensábamos que la gente podría salir a la calle y habría una rebelión. Y ya sabemos como acaban aquí las protestas. Aunque, por ahora, todo está bastante tranquilo, lo cual me asusta aún más«, afirmó. 

Los militares anunciaron el golpe de Estado, amparados en la Constitución aprobada en 2008 que les permite declarar el estado de emergencia. Birmania se quedó sin televisión pública, acceso a internet, bolsas de valores, ni vuelos, aunque las comunicaciones fueron restablecidas, informó la agencia Reuters

En el país se descargaron, horas después del anuncio de los militares, aplicaciones de mensajería que no necesitan internet como Bridgefy. Los activistas locales piden a la población usar esa app porque por Bluetooth mantiene la comunicación.

El inicio del golpe de Estado en Birmania fue captado sin querer por Khing Hnin Wai. La profesora de gimnasia emite desde hace 11 meses sus clases de aerobics, justo al frente de una calle que da acceso a la sede del Parlamento local. En video quedó el momento en que llegaron los carros del Ejército para secuestrar a los funcionarios elegidos en noviembre de 2020. 

El Ejército de Birmania se niega a reconocer la victoria por 83% de los votos del partido NLD, de Aung San Suu Kyi.  

Comunidad internacional pide a los militares respetar la democracia

El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne este martes de emergencia para tratar la situación en Birmania.

«Los acontecimientos que han tenido lugar en Birmania tendrán, sin duda, un efecto de propagación. Uno de esos impactos será no sólo retrasar cualquier retorno seguro y voluntario de esos refugiados (rohingyas) que llegaron a Bangladesh y otros países. Los acontecimientos que tienen un impacto sobre las instituciones democráticas impactarán, muy probablemente, en la situación humanitaria», dijo el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, alertó este lunes a los militares del regreso de las sanciones. «EEUU eliminó las sanciones a Birmania durante la última década basándose en el progreso hacia la democracia. La reversión de ese progreso requerirá una revisión inmediata de nuestras leyes y autoridades de sanciones, seguida de la acción apropiada», dijo en un comunicado.

Biden llamó a la comunidad internacional a «apoyar el restablecimiento de la democracia y el estado de derecho». 

Por su parte, el partido de la detenida Premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, pidió su liberación inmediata. El paradero de Suu Kyi y sus aliados se desconoce, informó Reuters

«Suu Kyi, de 75 años, soportó alrededor de 15 años de arresto domiciliario entre 1989 y 2010, mientras lideraba un movimiento democrático contra el ejército, que había tomado el poder en un golpe de 1962 y aplastado toda disidencia durante décadas hasta que su partido llegó al poder en 2015», reseñó Reuters.

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.