Todavía no cumplió los 7 años, pero este niño cubano se quedó sin leche

Ni respuesta, ni leche, ni atención, ahora denuncia una madre cubana como desde hace meses solo la han “peloteado”, de una oficina a otra.

Composición Cubanos por el Mundo

Con tan solo dos años de edad el hijo de la cubana Claudia González Hernández, del municipio  habanero de San Miguel del Padrón ya se quedó sin la leche entregada a cuentagotas por el régimen en Cuba debido a un trámite burocrático. La pandemia por coronavirus la dejó residiendo en casa del padre del pequeño, en dicho municipio capitalino pero su carné de identidad la ubica en el municipio Playa.

A mediados de 2020 no lograba migrar la residencia de su hijo, pero logró incluirlo en la libreta de su progenitor para hacerse de la leche ahora en San Miguel. Para su sorpresa, en enero de 2021 cuando se dispuso a buscar el lácteo en la bodega, le informaron que ya el pequeño se encontraba de baja en la libreta de abastecimiento.

Solicitando información al respecto, le aseguraron que la orden en las Oficoda era cerrar los tránsitos, trámite en el que se encontraba su hijo, así que debía hacer oficial el cambio de dirección del niño, primer trámite que intentó y no fue posible realizar. Consiguió hacerlo entonces para recibir el alta de la libreta de su esposo y recibió los vales para buscar el producto en la bodega.

Pero ahí no terminaría la cruzada. Ahora Claudia, dando saltos de día en día, recibió la indicación de que tendría que esperar por un nuevo envío, fijado para el 11 de enero, cuando recibirían nuevos productos, pues leche no había. Esperó y tampoco consiguió llevársela el 12, pues la leche normada no estaba, solo para los habituales.

Buscando información en la oficina de Atención a la Población, en San Miguel del Padrón, le indicaron que diez días más tarde le entregarían lo pendiente. Y ya para el 25 de enero, nada había pasado. Ni respuesta, ni leche, ni atención, ahora denuncia ante Juventud Rebelde, periódico oficialista, como desde entonces solo la han “peloteado”, pues de una oficina a otra, le ordenan comunicarse con la que corresponde, pasándola de Oficoda a la Dirección de Comercio Minorista, de ahí a Registro de Consumidores, y luego a Empresa Provincial de Comercio, en una lista de implicados que solo se hace más larga.

“¿Quién me tiene que dar respuesta? ¿Nadie se sensibiliza con el tema? ¿Cuáles son los teléfonos asignados para presentar quejas? ¿Dónde quedan entonces las entregas de  productos normados?” se pregunta Claudia, quien el pasado 1 de febrero solo pudo recibir la leche equivalente a febrero, sin respuesta alguna de los mandados pendientes, ni de la deuda del producto de enero.

Además de la ausencia de producto, cuando llega, las madres cubanas han denunciado el pésimo estado de la cuota de leche / Foto: Captura Facebook

Entrega de leche normada en Cuba

La canasta básica familiar normada establece en teoría la entrega de leche entera, con carácter regulado, a menores de 1 año y dietas especiales; en el caso de la leche entera en polvo, sería distribuida de forma mensual a niños entre 1 y 2 años y también en el rango de 2 a 6 años, en aquellos casos que no reciban leche fluida o entrega directa en Cuba. La leche de entrega directa corresponde a niños de 1 a 6 años, mismo rango que para la leche envasada.

Como si fuera poco, el dictador cubano Raúl Castro dijo en julio de 2007 que el límite de edad de los siete años era algo para borrar de la cultura cubana, pues en cambio debía producirse tanta leche en el país como para quien quisiera consumirla. “Llevamos cincuenta años diciendo que hasta los siete años…Y hay tierras para producirla…”. En la Cuba de hoy, ni a los 7, ni a los 2, ni a ninguna edad. Leche no hay.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.