Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

“Tiempo de reaccionar y no seguir hablando bajito. ¡Cuba se nos hunde!”

Para el periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho, el régimen cubano está detrás del envenenamiento de mascotas de activistas, por lo que hay que reaccionar y luchar contra él abiertamente

El periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho, acosado por el régimen cubano por su activismo y labor informativa, lamentó el envenenamiento de las mascotas de dos animalistas en una semana, un hecho que, dijo, debe hacer reaccionar a los cubanos porque “Cuba se nos hunde”.

En opinión de Valdés Cocho, lo ocurrido este sábado con los perros del activista Javier Larrea, más que un crimen, es una clara advertencia de que para el régimen cubano no hay activistas pacíficos ni buenos.

“En menos de quince días han envenenado a mascotas de dos activistas por los derechos de los animales; en lo personal, desde hace mucho dejé de creer en casualidades y más cuando uno de ellos alzó su voz en contra de la prohibición del ejercicio de veterinaria por cuenta propia”, escribió el comunicador en Facebook, donde abiertamente manifestó que para él la Seguridad del Estado está detrás de los envenenamientos.

“Toda organización o movimiento independiente que determine no agachar la cabeza ante su discurso, es su enemigo y tratarán de la manera más baja y ruin (algo que perfectamente los caracteriza) dañar y torturar tanto física como emocionalmente. Es y seguirá siendo su método de amedrentar a quienes ellos ven como un peligro”, agregó.

Para Valdés Cocho, cercano al Movimiento San Isidro y amenazado de muerte por acólitos del régimen, hechos como el envenenamiento de mascotas de activistas obligan a tener claridad en cómo luchar contra el régimen.

“Dejemos a un lado el burocratismo, las agendas y las peticiones a instituciones estatales, que, aunque son importantes, sabemos el camino que toman todas nuestras exigencias”, instó.

“Lo de hoy pienso que no puede quedar impune, merece ser investigado y luego castigado severamente, pero también pienso que noviembre pasó, la ley de protección animal no se aprobó, no soy miembro de ningún grupo de protección animal, pero amo a los animales, amo a Cuba. Es tiempo de reaccionar y no seguir hablando bajito, ni estar de brazos cruzados. ¡Cuba se nos hunde!”, concluyó el activista su post, en el que también subrayó que el país no necesita sólo una ley de protección animal, sino un conjunto de leyes que favorezcan a “todos y cada uno de sus ciudadanos”.

“Esas leyes no las vamos a encontrar en este sistema que tenemos. Por ende, pienso que debemos eliminar el mal de raíz”, aseveró.

Tomado De ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: