Tendrá la cara dura!!! Dice Lis Cuesta que en Cuba «nadie come miedo» tras el incendio de una de las principales termoeléctricas del país

La Primera Dama de Cuba parece no tener filtro cuando pública en su cuenta de Twitter, ni nadie que la asesore, porque esta mañana se ha levantado nuevamente creativa, con un mensajito en el que replica un tuit de su esposo, el presidente Miguel Díaz-Canel, en alusión al incendio de grandes proporciones que afectó el día de ayer a la Central Termoeléctrica Lidio Ramón Pérez, de Felton, en Holguín.

Lis Cuesta, quien claramente no sufre de apagones en su mansión habanera del exclusivo reparto Siboney, dijo que en Cuba «nadie come miedo», y que la cosa «es para adelante».

«Aquí, nadie come miedo, es para adelante. Respeto y fuerzas para los que no se desaniman: una lágrima, una sacudida y seguiremos dando batalla. La Patria os contempla orgullosa», escribió en su mensaje la esposa del mandatario cubano.

Las respuestas a su tuit, como siempre ocurre, fueron críticas con su forma de expresarse en esta red social, en su mayoría advirtiéndole que se no tenían miedo lo demostraran disminuyendo el nivel de amedrentamiento que se vive por estos días en la isla, a solo días del primer aniversario de las protestas del 11 de julio.

«Machi, se te fue la Chusmería Barriobajera de ‘Bajichupa’con Chancleta de lacito y Rolos en la cola de la Pipa de Cerveza a Granel… Eres un Pony disfrazado al que se le sale la veta», le comentó un internauta.

«Ustedes no comen miedo, ustedes comen langostas, camarones, carne de res, de búfalo, salmón, ect… Miedo come el pueblo que no puede decir lo que siente sin ser encarcelado», comentó otro usuario.

Los daños del incendio ocurrido ayer en Felton han puesto los pelos de punta a los cubanos, pues auguran apagones peores de los que ya se sufren en el país.

El director general de la CTE de Felton explicó que pasadas las dos de la tarde, mientras rodaban la turbina del bloque número dos, como parte de las pruebas previas a su completa puesta en marcha, se produjo un salidero en uno de los tubos de la caldera, por donde circulaba crudo nacional.

Aunque la caldera estaba apagada, las altas temperaturas de la misma provocaron un incendio que ocasionó daños considerables a la unidad.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%